El almacenaje en bloque probablemente sea el método más utilizado a la hora de apilar mercancía. Esta forma de almacenar material no requiere equipos y, tan sólo necesita que los productos lleguen debidamente empaquetados y paletizados.

Las carretillas elevadoras o transpaletas manuales colocan los pallets directamente sobre el suelo y, a medida que van llegando nuevas mercancías, se acumulan en pilas hasta una altura de almacenamiento máxima, que se determina en función de la estabilidad del conjunto.

A la hora de plantear la distribución de pallets en el almacenaje en bloque se suelen crear carriles para garantizar el acceso a los distintos productos. Los SKUs de los artículos determinarán su ubicación en el espacio de almacén.

 

Cómo se determina la altura máxima en el almacenaje en bloque

La seguridad es un elemento importante en los almacenes y uno de los aspectos a tener en cuenta al decidir la altura de las torres de pallets que se formarán. En el almacenaje en bloque, las alturas máximas de almacenamiento o los niveles de apilamiento quedan determinados por factores como:

 

TEXT - TOFU - Agility SC

 

  • La altura del almacén.
  • El peso de la carga.
  • La fuerza de carga y potencial de aplastamiento.
  • Estabilidad de la carga.
  • Condiciones de los pallets empleados.
  • Límites de seguridad fijados por la normativa aplicable.
  • El clima. Agentes como el viento, la lluvia o la humedad podrían volcar las pilas de pallets, ablandar las cargas o debilitar los pallets.

Es importante que cada uno de estos factores se tome en consideración para garantizar que se seleccionan niveles de apilamiento que garantizan la seguridad del almacenaje en bloque.

 

Pros y contras del almacenaje en bloque

Esta forma de almacenar mercancía está asociada a importantes beneficios. Entre ellos, cabe destacar los siguientes:

  • Bajo coste.
  • Mantenimiento sencillo.
  • Posibilidad de controlar visualmente la mercancía.

Sin embargo, las desventajas de apilar pallets de este modo hacen que, muchas veces, se apueste por otro tipo de soluciones, como las estanterías drive through o drive in o los flow racks. Los contras más significativos de esta opción son:

  • Sólo está recomendada para almacenaje de baja densidad, ya que para almacenar un pequeño volumen de mercancías se requiere una gran instalación de almacenamiento.
  • El almacenaje en bloque complica el recuento de mercancías, debido a su distribución compacta.
  • El sistema en sí no resulta demasiado eficiente ya que, para llegar a las cargas de abajo siempre será necesario retirar las de niveles superiores.
  • Pueden crearse espacios que no puedan ser utilizados de manera efectiva hasta que se vacíe un carril completo.
  • Los productos así almacenados pueden no encontrarse en las condiciones adecuadas de ventilación.
  • Requiere una buena planificación para asegurar un alto nivel de utilización de cada línea, lo que significa que hay que plantear la distribución de los pallets en función de los niveles de producción y venta pronosticados y actuales para cada SKU.

Si bien existen formas de almacenamiento más eficientes y en línea con los tiempos actuales, el almacenaje en bloque puede ser una buena solución para mercancías en tránsito, que necesiten ser clasificadas o controladas de alguna forma especial, antes de proceder a su distribución o almacenamiento definitivo.

 

Créditos fotográficos: urfinguss y ShowVectorStudio

 

POST - TOFU - Agility SC