Crear un departamento de exportación en una empresa es un paso muy importante para cualquier organización que conciba su plan de acción comercial de una manera amplia y que busque a través de esta acción la máxima rentabilización de la empresa en un espacio geográfico que van mucho más allá del propio país.

Tener un departamento de exportación en la propia empresa ayuda con la internacionalización y a controlar este proceso, evitando así problemas con pedidos de clientes extranjeros o simplemente queriendo ampliar la cuota de mercado de la empresa.

 

Departamento de exportación de una empresa

España es un país que cada vez exporta más, y es por eso que esta acción para las empresas, más que una opción se está convirtiendo en una obligación, y es que es una forma ampliar la cuota de mercado.

Para que un departamento de exportación de una empresa funcione de manera óptima, debe estar formado principalmente por dos figuras: el director de exportaciones y el asistente de exportaciones.

 

TEXT - TOFU - Cómo exportar Paso a Paso

 

El director de exportaciones es el responsable de la actividad comercial en los diferentes mercados que previamente se han estudiado y elegido. Se encargará de la gestión y supervisión de toda actividad y ventas que se tengan en el extranjero por parte de la empresa, también del estudio de mercado y de la competencia y de buscar nuevos contactos, así como participar en las negociaciones y elegir a los distribuidores locales.

Por su parte, el asistente de exportaciones es la persona que se encarga de mantener contacto y estar coordinado con los departamentos de las empresas que tienen relación de alguna manera con la internacionalización de nuestra organización. Debe conocer la zona en la que se va a exportar el producto de manera detallada, esto incluye cifra de negocios, márgenes, rentabilidad, inversiones y desarrollo.

Además, existen tres departamentos básicos que se implican en este proceso y trabajan conjuntamente con el departamento de exportación.

Uno de ellos es el departamento de logística, departamento que se encarga de gestionar el envío de los pedidos con todo lo que este proceso conlleva, por ejemplo, la búsqueda del transporte más adecuado y económico.

Otro sería el departamento financiero, cuyo cometido es el estudio y el trato con los diferentes medios de pago que puedan existir con el comercio exterior con el que vamos a tratar.

Por último, encontraríamos el departamento de producción cuya función es adaptar la producción a las diferentes normas que haya en el país de destino del producto, al igual que el idioma del etiquetado, etc.Todas las grandes empresas deberían incorporar a un departamento de exportación interno con dos figuras como mínimo, el director de exportaciones y el asistente, siendo la primera figura la más importante de todo el departamento, ya que es la persona que se pone al frente de esta área, por tanto, debe tener un perfil muy definido y una formación específica en comercio exterior. Es importante que estas personas y todos los que trabajen en este departamento hablen, como mínimo, inglés de forma fluida. Pero sin duda mucho mejor si son varios idiomas relacionados con los países con los que se trata. La exportación es, en definitiva, a medio y largo plazo, una actividad rentable para la empresa.

 

POST - TOFU - Exportar paso a paso