Ciclo de vida de la empresa y de su transformación digital

En Creative Destruction, al hablar del ciclo de vida de la empresa, Nolan y Croson describen seis etapas de destrucción creativa, donde las empresas primero, reducen su tamaño, para reorganizarse después y emerger como una entidad renacida, a menudo bastante diferente de la original. Hace años de la publicación de este libro y, sin embargo, sus principios siguen más vigentes que nunca en plena era digital.

Lo cierto es que existen muchas interpretaciones acerca de cómo se desarrolla este proceso o cómo termina. Para muchos, el fin es el último movimiento del ciclo de vida de la empresa mientras que, para otros, supone el paso previo a una nueva etapa.

Quienes comparten esta última perspectiva tienen la clave de la eficiencia en los costes logísticos, puesto que, en base a iteraciones, consiguen ir ganando en ajuste, transformarse y evolucionar hacia modelos más eficaces, rentables, sostenibles y alineados con los nuevos tiempos. Algo que logran gracias a la tecnología y a su compromiso con la transformación digital de la organización.

El ciclo de vida de la empresa a grandes rasgos

Al hablar del ciclo de vida de la empresa suele haber consenso en afirmar que la fase de inicio es el momento de trabajar por asegurarse una posición en el mercado. En esta etapa los ingresos y beneficios pueden verse superados por los gastos y costes derivados de la puesta en marcha de la actividad y el desarrollo de productos.

Si la estrategia es acertada y se cuenta con el talento necesario para tomar las decisiones adecuadas dentro de la organización (en el caso de una cadena de suministro habría que pensar en directivos formados con un Máster en Supply Chain Management & Logistics), la organización comienza a experimentar una fase de crecimiento rápido.

 

TEXT - TOFU -  Eficiencia Costes logísticos

 

Esta etapa se caracteriza por la generación de ganancias, una rápida expansión y una mayor necesidad de depender del financiamiento externo para sostener el rápido crecimiento.

Y se llega a la madurez en el ciclo de vida de la empresa. Es muy diferente la concepción de supply chain tradicional a la actual, y eso queda patente al repasar los rasgos distintivos más característicos de esta fase:

 

Concepción tradicionalPerspectiva actual
El crecimiento y la expansión son lentos.Es el momento de plantearse no retrasar más la transformación digital, que daría un nuevo impulso al crecimiento, permitiendo al negocio ganar en aceleración.
Disminuye la necesidad de recurrir a fuentes externas de capital. La empresa no se arriesga con nuevos proyectos.En esta etapa se forjan alianzas de índole tecnológico que pueden, incluso, asociar a la empresa con nuevas startups que le ayudarán a potenciar su lado más innovador.
La compañía genera suficientes ganancias y flujos de efectivo para invertir en todos los proyectos disponibles, aunque los resultados no se mantienen. Se va perdiendo rentabilidad.Surgen nuevas oportunidades y los responsables de la organización deben aprovechar las posibilidades que les brindan los nuevos avances y perder la aversión al riesgo para mantener el dinamismo que exige el mercado.

La etapa final es declive. Durante esta fase, si se observa el ciclo de vida de una empresa desde un punto de vista alejado de la digitalización, la empresa seguirá siendo rentable, pero aparecerán los primeros signos que marcan su final, como puede ser la disminución de las ventas.

En una concepción más actual, la frecuencia con que se produce la disrupción en el mercado y la velocidad con que la tecnología se reinventa a la vez que aparecen nuevos avances, hacen que sea necesario entender esta etapa final como el indicio de la necesidad de volver a cambiar, de seguir evolucionando. En vez de un punto final se trata de un punto y seguido, donde el negocio tiene una nueva oportunidad, si sabe aprovechar los recursos a su alcance.

 

El ciclo de vida de la empresa sumida en su propia transformación digital

Llegados a este punto, no se puede hablar sólo del ciclo de vida de la empresa, sino que hay que prestar atención a otros procesos en marcha, los que tienen que ver con su transformación digital.

Al llegar a la madurez, muchas organizaciones se dan cuenta de que sus cadenas de suministro están perdiendo competitividad. Su falta de capacidades digitales puede ser una de las razones que les han llevado hasta allí y la solución es reinventarse.

El uso de tecnologías digitales para lograr nuevos modelos de negocios es el planteamiento que les ayudará a ampliar sus posibilidades de futuro. La transformación digital hará posible que los mundos físico y digital se mezclen, introduciendo mejoras disruptivas en supply chain que afectarán a los resultados globales, al impulsar la competitividad de la organización, su eficiencia y mejorando el servicio entregado al cliente. Un reciente estudio de i-scoop revela que “aproximadamente el 20 % de los costes de transformación digital están destinados la transformación de la cadena de suministro”.

El ciclo de vida de la empresa y su transformación digital representa un viaje de innovación que busca la mejora continua para responder con agilidad a los cambios económicos, reforzar el posicionamiento frente a la competencia, estar preparado para la disrupción, adaptarse a las nuevas regulaciones y, sobre todo, responder a las nuevas expectativas de los clientes. Es fundamental el apoyo ejecutivo para dar este paso y, por eso, para que la cadena de suministro se sitúe entre las líderes del mercado, hace falta contar con profesionales cualificados, con conocimientos actualizados y familiarizados con la tecnología.

La transformación digital debe entenderse como un proceso de innovación permanente, que conduce a una mayor flexibilidad, a la automatización y que permite ganar en conocimiento y fomentar la innovación gracias a la gestión digital de los activos. Esto no sucede de inmediato, sino que, igual que sucede con el ciclo de vida de la empresa, que se divide en etapas, en la digitalización de la cadena de suministro se distinguen cinco fases:

  1. Visibilidad. Los viajes transformadores comienzan con la comunicación y, por eso, el primer paso es alinear los sistemas y procesos internamente para eliminar los silos departamentales y funcionales dentro del negocio.
  2. Conectividad. La cadena de suministro debe estar en red, porque el éxito depende de la orquestación de todos los componentes de la cadena de valor extendida. Todos los socios y proveedores deben estar conectados a través de la misma red, compartiendo una sola visión de la verdad.
  3. Integración. La visibilidad integral de la cadena de suministro abre nuevas posibilidades para colaborar, agilizar procesos y convertir el conocimiento en acción. Las empresas en esta etapa de madurez tienen una mejor idea de lo que los clientes quieren y el análisis avanzado y la inteligencia de negocios hacen posible que la información se transforme en acción a través de una mayor automatización de los sistemas.
  4. Predicción. Las tres primeras etapas de la madurez digital de la cadena de suministro tienen que ver con la destrucción de los silos y la construcción de una red de nodos conectados, integrados y receptivos. Y, en base a todo ese esfuerzo, es posible hacer pronósticos certeros y confiables, que ayuden a la organización a avanzar hacia el futuro con paso firme.
  5. Innovación. Las cadenas de suministro que han alcanzado la madurez en su proceso de transformación digital están en disposición de convertirse en elementos disruptivos dentro del mercado. Reinventando sus procesos, productos, servicios e incluso el modelo de negocio al completo se hacen con el poder, poniéndose por delante de la competencia.

 

El ciclo de vida de la empresa habría alcanzado el punto álgido evolutivo donde se vuelve a dar comienzo a todo, se abre una nueva iteración y se avanza con una versión mejorada de la organización y el apoyo de una cadena de suministro más eficiente de lo que nunca antes había sido.

Créditos fotográficos: HS3RUSManojkumar Madhusoodananpillai

 

POST - TOFU - Eficiencia costes logísticos


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario