Cómo hacer un report que aporte valor

Ya sabes lo importante que es la recopilación de datos para tu organización. Igual de relevante es saber cómo hacer un report. El motivo es que, mediante el informe se puede comunicar mejor la misión, se facilita la comprensión de los resultados del esfuerzo corporativo y se puede dar visibilidad sobre áreas clave a los inversores y otros grupos de interés.

Aunque toda empresa debe enfocarse en alcanzar objetivos y no en los informes, el reporting no va a desaparecer. Las organizaciones que sean capaces de capturar, interpretar y utilizar los datos de manera significativa podrán ponerse un paso por delante del resto.

Las empresas donde sus ejecutivos saben cómo hacer un report minimizan las confusiones y malentendidos, identifican nuevas oportunidades con mayor premura, se alinean más efectivamente y son conscientes de sus posibilidades y limitaciones reales.

 

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

 

Incorporar las mejores prácticas para hacer informes a los procesos de negocio de todas las áreas asegurará la normalización de esta función. Y, cuando el reporting está estandarizado, se gana en coherencia y consistencia.

¿Quieres que tu organización pueda demostrar su impacto? ¿Necesitas convencer a un inversor para obtener nuevos fondos de financiación? ¿Te hace falta avanzar hacia una visión única que ponga a todos los usuarios de negocio en la misma página?

 

 

Cómo hacer un report: 3 mejores prácticas

Muchos profesionales saben cómo hacer un report. Pero hay otros que no. Normalmente, cada empresa tiene unas necesidades y requisitos que se aplican a los informes. Pero, a pesar de los procedimientos y rutinas que se hayan instaurado en los procesos de reporting corporativos, conviene implementar estas tres mejores prácticas:

  1. Ser estratégico con los informes. Tener un objetivo final en mente es el primer paso en el proceso de presentación de informes. Si una organización no sabe a dónde va, nunca llegará. El primer paso es hacer un mapa del viaje de datos y establecer metas.
  2. Simplificar los datos que se recopilan. Si bien es interesante ver cada punto de datos, la utilización de cada una de esas perspectivas en un informe manual puede hacer que demore días, semanas o meses en completarse. Solo la recopilación de datos que se alineen con el objetivo final asegurará informes consistentes y rápidos. Tampoco es preciso recopilar más datos de los que necesita la organización, ya que, de esta forma, se simplifica enormemente el sistema de administración de datos. Automatizar tareas es otra opción que también contribuye a simplificar el reporting.
  3. Coordinar a los miembros del equipo para asegurar la consistencia de los datos. Cuando varias personas participan en la creación de informes, es importante poder obtener la misma cantidad de datos, en el mismo momento, de todos los miembros del equipo. Para ello, la coordinación es clave. Lograrla depende de hacer un plan, seguirlo e introducir los ajustes que se consideren necesarios cuando hagan falta.

 

Saber cómo hacer un report tiene mucho que ver con tener claro a qué propósito sirve. Por una parte, hay que entender el general del negocio y, por otra, la meta específica que se busca alcanzar con el informe. A partir de ahí, la visión de quien lo prepare, la consistencia de la información a su disposición y la calidad de los datos que lo compongan harán el resto.

 

Créditos fotográficos: LeszekCzerwonka y Deagreez

 

POST - TOFU - Indicadores mejora CdS


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario