El e-commerce está ganando la batalla al comercio tradicional. Y es que los establecimientos de ladrillo tienen que superar muchos retos para igualar la experiencia online del consumidor. Sin embargo, las aplicaciones RFID pueden ayudar a conseguirlo.

Según un reciente estudio de Deloitte, en la temporada de navidad, “los compradores habrán gastado el 51% de su presupuesto de compras navideñas en línea, en comparación con el 42% en las tiendas físicas”. Pero la tecnología tiene el poder de equilibrar la balanza, si sabes cómo sacar todo el partido a las aplicaciones RFID.

 

Aplicaciones RFID para mejorar las compras físicas

Seguramente te has preguntado muchas veces por qué los clientes salen del establecimiento sin haber comprado nada. El escaparate es muy atractivo, en el interior de la tienda se pueden encontrar ofertas interesantes e incluso la luz y el sonido están estudiados para crear una atmósfera que propicie las compras. Entonces, ¿qué es lo que falla?

 

TEXT - TOFU - Cómo exportar Paso a Paso

 

Puede ser que el error esté en la estrategia omnicanal. De hecho, las fisuras en el planteamiento omnichannel son lo que hace a los consumidores más reticentes a la hora de completar su ciclo de compra. Las razones son, entre otras:

  • Falta de paridad entre las ofertas online y en un establecimiento tradicional.
  • Problemas de inventario en tiendas físicas.
  • Menos opciones de financiación en las compras en establecimientos de ladrillo que en el e-commerce.

 

 

Algunos de estos problemas podrían solucionarse con visión. Las aplicaciones RFID permiten al empresario ganar esa visibilidad que le permite tomar el control de su cadena de suministro, a cambio de una mínima inversión. Tan solo hace falta:

  1. Una etiqueta, por un precio que va desde los 0,01 euros por unidad.
  2. Un lector RFID.
  3. Una antena.

En una tienda minorista, esta tecnología permitiría rastrear no solo cuando un producto ingresa a una tienda (información que podría recogerse a través de lectores en el almacén), sino también cuando sale de la tienda (dato que quedaría registrado en las aplicaciones RFID y sus lectores instalados en las entradas del establecimiento).

Para un control más preciso, hoy día, algunos empresarios optan por colocar una red de lectores de las aplicaciones RFID en el techo de las tiendas, a través de la que obtienen información en tiempo real sobre todas las existencias que se exhiben.

  • Adquirir esta visibilidad sobre el inventario permite:
  • Evitar roturas de stock.
  • Conocer las tendencias y hábitos de compra de los consumidores.
  • Prevenir el robo.
  • Mejorar la coordinación entre componentes de la cadena de suministro.

Una ventaja más, la experiencia en tienda física se puede llevar al límite de lo virtual. Si quieres usar las aplicaciones RFID de una forma innovadora, inspírate en la estrategia de Amazon en sus tiendas GO, donde los clientes compran y salen del establecimiento sin necesidad de pasar por caja. Adiós a las colas, hola a los clientes fieles.

¿Listo para mejorar el seguimiento y la precisión a través de la cadena de suministro y en la tienda? ¿Ya sabes qué tipo de aplicaciones RFID utilizarás?

 

Créditos fotográficos: andreynikolajew / albIn

 

POST - TOFU - Exportar paso a paso