Cómo valorar una empresa: La fórmula perfecta

El valor de una empresa siempre es un componente que aguarda un aspecto de subjetividad, ya que el precio no tiene por qué ser igual al valor. Sin embargo, siempre y cuando sea posible, es importante dejar todo componente subjetivo a un lado y poner en la balanza la imparcialidad. ¿Podrías hacerlo de forma precisa? De entre todos los métodos existentes para estimar el valor de una empresa, hay que tener en cuenta la estrategia de la que partimos y la finalidad de calcular dicho valor. Pero te contaremos todos los detalles más adelante.

Como hemos comentado, a veces, debido a las circunstancias y a la intencionalidad que nos empuja, es difícil que el valor y el precio de una empresa coincidan. Sucede con cualquier tipo de bien o servicio, por ejemplo, en objetos llamados “valor sentimental” o el coste de las mascarillas cuando escaseaban en tiempos de COVID-19. 

TEXT - TOFU - Empresa sostenible

No obstante, cuando nos interesa fijar un precio a nuestra empresa la primera pregunta que debemos hacer es: ¿Qué valor tiene en realidad? Esta cuestión, aunque es difícil de resolver, puede ser relevante para trazar diversas operaciones en el mundo de los negocios: para vender la totalidad de la empresa, para buscar financiación, para que terceros inviertan en parte de sus acciones, etc.

Cómo valorar una empresa: 6 métodos que puedes emplear

A la hora de valorar una empresa habrá que considerar diferentes tipos de elementos para integrarlos en la ecuación, como son los bienes tangibles de la empresa, el capital humano de la compañía, tecnología e innovaciones vinculadas, cartera de clientes y proveedores, la cuota de mercado que podría alcanzar, entre otros factores empresariales.

Lamentablemente, no hay una sola fórmula viable.

Cómo valorar una empresa 2

Ahora bien, si simplificamos al máximo la fórmula para calcular el valor de una empresa deberemos medir la capacidad que esta tiene para generar beneficios netos. Es decir, ¿cuánto dinero aporta?

Por otra parte, seguramente dependiendo de la finalidad de calcular el valor de una empresa, el tipo de empresa de la que se trate y, en esencia, de la información que necesites, te vendrá bien un método u otro. Lo más importante es conocer para qué queremos esta información, tener en cuenta el contexto socio-económico del mercado y, sobre todo, tener actualizada esta información en los libros de la empresa.

  • Método del múltiplo de ventas

Este cálculo consiste en multiplicar el dinero de las ventas de una empresa por un coeficiente, el cual se determinará analizando la actividad económica de la organización en un periodo concreto. Este coeficiente también podrá obtenerse analizando casos de otras empresas similares. El problema es que este método depende de la interpretación que hagan los analistas.

  • El valor contable

Este método tiene en cuenta el patrimonio neto de la empresa, esto es, los recursos propios. Por tanto, para calcular el valor de una empresa con esta fórmula tan solo hay que basarse en el balance de cuentas, es decir, aglomerar los bienes patrimoniales de la empresa (bienes inmuebles, beneficios a lo largo de la duración de la empresa, aportaciones de los socios, etc.) y restarles los pasivos.

  • El valor de liquidación

Este método hace referencia al precio que la empresa puede fijar para ponerse en venta en el mercado en ese preciso momento. Es por tanto, el valor de la empresa en un momento puntual.

  • El fondo de comercio

Consiste en calcular la capacidad que tiene una empresa para generar beneficios a través de sus activos intangibles. Este método, pese a que puede ser más difícil de calcular o impreciso, tiene en cuenta tanto los elementos objetivos como los subjetivos. Es por ello que también es importante considerarlo.

  • El valor de los dividendos

¿Cómo valorar una empresa por el método de los dividendos?

Es muy sencillo. Habrá que calcular el dividendo que brinda cada acción de la compañía y dividirla por la rentabilidad exigida por el accionista. De este modo, el valor de la empresa se basa en los dividendos por acción que se espera que la empresa va a repartir entre sus accionistas.

  • Método del valor de los beneficios

Consiste en calcular la relación entre los beneficios de una empresa y su precio actual en bolsa. Esto es, el cociente entre el precio y el beneficio por acción de una empresa. A la hora de valorar si invertir en bolsa o no, este método suele ser muy empleado por los analistas financieros de una empresa.

Sea de la forma que sea, una vez que halles el valor de tu empresa podrás trazar mejores estrategias y jugar con las cartas sobre la mesa.

POST - TOFU - Empresa sostenible


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario