Índice de confianza del consumidor y sus expectativas

El índice de confianza del consumidor ha descendido notablemente en los últimos meses. Y no solo en nuestro país. La confianza del consumidor de la Unión Europea se redujo en 9,2 puntos porcentuales en septiembre de 2020, en comparación con una disminución de 9,3 puntos porcentuales en el mes anterior.

Los datos alcanzaron un máximo histórico de 12,5 puntos porcentuales en noviembre de 1994 y un mínimo histórico de -15,5 puntos porcentuales en abril de 2020. Para obtener esta información, la contribución de los datos de los estados miembros al agregado de la UE se pondera según el consumo final privado del país a precios constantes.

No obstante, según recientes informes, las ventas minoristas de la Unión Europea crecieron un 3,8% interanual en agosto de 2020

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre innovaciones en la cadena de suministro

TEXT - TOFU - e-Commerce y la nueva cds

El índice de confianza del consumidor en España

El índice de confianza del consumidor en España ha notado los efectos de la pandemia, sin lugar a dudas. Como resultado, fue del 17,6% en octubre de 2020, en comparación con un descenso del 20,1% en el mes anterior.

Se nota una ligera recuperación, mes a mes, algo que puede constatarse comparando los resultados de los últimos meses. Por ejemplo, según publica Statista, en agosto fue de -28,7, una cifra aún inferior al mínimo histórico de -25,4 puntos porcentuales alcanzado en julio de 2008.

En nuestro país, queda mucho por recuperar hasta que vuelvan a verse datos como cuando se alcanzó un máximo histórico de 21,8 puntos porcentuales en febrero de 2010.

En los últimos informes, las ventas minoristas de España cayeron un 3,3% interanual en septiembre de 2020.

¿Qué afecta al índice de confianza del consumidor?

Un índice de confianza del consumidor negativo muestra recelo y pesimismo ante la situación económica presente y futura. Cuanto más aumenta esta cifra en positivo, mejores expectativas se perciben en la mente de los ciudadanos.

Existen varios factores comunes que tienen el potencial de provocar cambios marcados en la opinión de los consumidores, como:

  • Cambios en las tasas de interés y / o tipos de cambio, particularmente si son rápidos, grandes e inesperados.
  • Variaciones en el ciclo económico y movimientos asociados en los niveles de empleo / desempleo e intenciones de inversión empresarial.
  • Cambios en los precios relativos de bienes y servicios no discrecionales, en particular los precios de la gasolina, la atención médica, la educación y los servicios públicos.
  • Grandes shocks económicos y / o financieros externos, como la crisis financiera de 2008/09, la crisis de la deuda soberana de la zona euro de 2010/11 o la crisis provocada por la pandemia del COVID-19.
  • Cambios de política anunciados en la postura de la política fiscal del gobierno, incluidos grandes recortes del gasto estructural o aumentos / disminuciones en las tasas impositivas.

Curiosamente, se ha observado que la economía financiera que opera a través de tipos de interés y tipos de cambio actúa como un amortiguador para la economía real en términos de shocks externos, pero este efecto a menudo puede magnificarse debido al enorme impacto en el consumidor y confianza empresarial. Por ejemplo, aunque un país no se vea directamente afectado por una crisis, puede registrar un aumento considerable de la ansiedad generalizada y una caída en el índice de confianza del consumidor.

Post relacionados:

POST - TOFU - eCommerce [Duplicate]


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario