¿Hasta dónde llega la influencia de la cadena de suministro en la economía global? Un estudio del Foro Económico Mundial recientemente publicado revela que la reducción de barreras en la cadena de suministro podría aumentar el PIB mundial hasta 6 veces más que la eliminación de todos los aranceles de importación. En el informe Enabling Trade Valuing Growth Opportunities se explica que, para alcanzar este objetivo es necesario:

  • Lograr que la comunidad empresarial global abrace la innovación.
  • Compartir las mejores prácticas para exportarlas a empresas de todos los tamaños, desde las PYMES hasta las grandes corporaciones.
  • Hacer que los gobiernos prioricen las inversiones y garanticen la colaboración entre los países, beneficiando a los consumidores a través de costes más bajos y cadenas de suministro mundiales más eficientes.

¿Lo ves viable o te parece una utopía?

Créditos fotográficos: Sean_Kuma

Una nueva economía global

Un mercado global necesita una economía global estable, donde impere la colaboración entre los distintos actores, se avance hacia la estandarización de procedimientos, pueda contarse con infraestructuras de calidad y las cadenas de suministro trabajen por reducir las barreras comerciales que más les afectan.

 

TEXT - TOFU - Enfoque customer-driven

 

Las decisiones que los responsables de la cadena de suministro toman tienen el poder de transformar la economía global que conocemos, introduciendo mejoras que garanticen un mayor equilibrio. Para ello, tal y como se recomienda en el informe “Global Value Chains in a Changing World”, es preciso:

  1. Hacer una adecuada selección de proveedores. Tal y como apunta este estudio, la solución no pasa por exigir que las empresas líderes realicen grandes inversiones. La realidad es que las organizaciones confían en sus proveedores e intermediarios globales para una variedad de procesos, insumos y servicios especializados, exigiendo que éstos tengan presencia en la economía global. Por lo tanto, son los proveedores quienes terminan realizando muchas de las nuevas inversiones que los países en desarrollo están tratando de captar y los que, en muchos casos, también generan el grueso de las exportaciones.
  2. Trabajar por la especialización en la cadena de valor. En relación con el abastecimiento global, los socios de supply chain tienen que trabajar por desarrollar nuevas capacidades. Los nichos de especialización puede ser el núcleo de la cadena de valor, como también puede serlo la constitución de alianzas que permitan agrupar capacidades genéricas. La especialización de la cadena de valor conduce a la dependencia de los insumos y servicios importados, permitiendo que aumente la confianza en el abastecimiento global
  3. Fomentar la participación en la cadena de valor desde el principio. Reducir las barreras de entrada y el riesgo es una de las formas de estabilizar la economía global y puede conseguirse alentando a los proveedores mundiales a establecer instalaciones dentro de un país. Una decisión de este tipo implica beneficios a largo plazo relacionados con la facilidad que se asegura a las empresas líderes locales para contar con proveedores globales en su medio. De esta forma se proporciona acceso a nuevas capacidades y se consigue escalar en mayor medida, garantizando además que la oferta de productos y servicios estará actualizada.

 

Teniendo esto en cuenta, no hay que olvidar que, si bien es cierto que los países desarrollados están en condiciones de ejercer una mayor influencia sobre el orden global, a nivel económico y político; muchas de las economías emergentes han mejorado significativamente su posición relativa en la economía global, superando a los países industriales avanzados en términos de rendimiento de las exportaciones.

La razón no es otra que la integración vertical que han llevado a cabo muchas empresas para obtener el control de la cadena de suministro, que, en realidad puede terminar suponiendo una desventaja cuando restringe la flexibilidad.

Así, los responsables de supply chain se encuentran ente el dilema de buscar proveedores globales para aprovechar las tasas de mano de obra más competitivas, los costos de energía más baratos y la proximidad al mercado (hay que recordar que los productores se están convirtiendo en consumidores) o mantener una presencia local más fuerte. El comercio electrónico y sus efectos no hacen sino complicar la situación, al propiciar que, de repente, los jugadores más pequeños y ágiles de todo el mundo se conviertan en actores principales sin ni siquiera tener que invertir en infraestructura.

¿Se te ha planteado este dilema? ¿Eres consciente de que tus decisiones pueden terminar afectando a la economía global?

 

POST - TOFU - Enfoque customer-driven