La distribución en planta es una oportunidad de innovar en la cadena de suministros. Hallarse en el momento de proceder al diseño de un nuevo almacén, un centro de producción o uno de distribución es la mejor ocasión para investigar en las últimas tendencias en tecnología aplicada al sector, empaparse de las claves de la eficacia en los procesos o descubrir de qué maneras es posible aumentar la productividad del personal.

Sin embargo, existen muchas más ocasiones en que lo que se necesita no es un modelo que parta de cero sino, bastante más complicado, una solución para la redistribución en planta, de un ente ya en funcionamiento. Este impulso que, seguramente, es debido a la necesidad de practicar modificaciones en el producto, o responde a causas asociadas a cambios en el volumen de producción o, quizás, está motivado por la influencia de la tecnología; no resulta tan sencillo de canalizar, aunque el primer paso es su detección.

distribucion en planta

Créditos fotográficos: “Idea Factory” by bplanet

Distribución en planta: cuestiones habituales

La necesidad de una transformación en la forma de plantearse la distribución en planta se puede identificar si concurren, uno o varios de los siguientes factores:

1. Espacios de trabajo:

  •  Espacios saturados y equipos aglutinados.
  •  Acumulación de materiales y productos a lo largo del proceso.
  •  Aumento del nivel de riesgo laboral.

2. Plantilla:

  •  Aumento de los niveles de estrés laboral.
  •  Incremento del índice de absentismo.
  •  Aparición de conflictos y problemas internos.
  •  Descenso de la motivación.
  •  Falta de equilibrio en la distribución de tareas.

3. Operaciones:

  •  Aumento de la dificultad de control.
  •  Descenso de la productividad.
  •  Falta de eficiencia en la ejecución de las tareas.
  •  Proliferación de los cuellos de botella.

Cuando se detectan este tipo de situaciones es preciso poner remedio. Para ello, la planificación es fundamental. Se debe buscar una respuesta que atienda a las necesidades actuales sin perder de vista las futuras.

Si estas interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de marca blanca

TEXT - TOFU - Innovación CDS

Cómo optimizar la distribución en planta

Para maximizar el aprovechamiento de los recursos disponibles, al planificar la distribución en planta hay que decidir tres cuestiones:

  •  Qué áreas o estaciones de trabajo quedarán afectadas por la nueva distribución en planta, o si serán todas: se debe considerar la planta como un todo global, para buscar la localización óptima de cada elemento, buscando la eficiencia.
  •  Cuál será la ubicación definitiva de cada una: es preciso conocer el flujo de trabajo y las interrelaciones entre las distintas actividades, fases y elementos intervinientes en el proceso.
  •  Cómo se determinará su configuración interna, en cada caso: habrá que atender a criterios de productividad, buscando motivar al operario y facilitar el cumplimiento de sus obligaciones.

Si se han hecho las elecciones correctas, el resultado será un ambiente de trabajo más productivo y flexible (capaz de adaptarse a los nuevos requerimientos de negocio), mucho más eficaz (disminuyendo tránsitos) y también más seguro (contribuyendo a la minimización del riesgo de accidentes e incidentes).

Ya se trate de una distribución en planta por producto o por proceso, el espacio disponible, el tiempo de flujo y las esperas, los materiales, los equipos, la mano de obra y los servicios auxiliares son factores a tener en cuenta en un diseño que ha de primar la búsqueda de la unidad, en respuesta al fin común que persiguen todos los elementos que interactúan en un mismo lugar.

Post relacionados:

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro