Estudio de viabilidad: razones para hacerlo

Disponer de un estudio de viabilidad es para muchas empresas un trabajo que se suele pasarse por alto. ¿El motivo? No ven las razones por las que deberían hacer uno y, por ende, retrasar el lanzamiento de su proyecto al mercado.

 

¿En qué consiste un estudio de viabilidad?

El estudio de viabilidad, tal y como indica su nombre, es un estudio que se realiza antes de empezar un proyecto para saber si éste será rentable o no. Es importante saber esto antes ya que, así, la inversión se podrá optimizar más de tal manera que se le pueda sacar el máximo partido y se podrá saber con anterioridad si el proyecto sacará los beneficios esperados o no.

 

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

 

Más allá de una gran cantidad de papeles, hay que ver que el estudio de viabilidad es una herramienta estratégica muy valiosa que puede ayudar a la toma de decisiones. Para poder disponer de una herramienta completa, el estudio debe recoger información sobre diversas áreas de la empresa y temas que la conciernen.

  • Hay que delimitar las limitaciones de la empresa. En este punto se añadirían las limitaciones propias de la empresa así como las restricciones legales que se pueden encontrar en el sector de trabajo.
  • Detectar las oportunidad que ofrece el mercado y ver si tu proyecto puede cubrirlas.
  • Analizar cómo funciona la organización en la actualidad. Este punto es importante desarrollarlo si la empresa está pensando en sacar al mercado una nueva línea de productos o, por ejemplo, quiere expandirse o internacionalizarse.
  • Definir los requisitos que se precisan. ¿Qué se necesita para empezar el proyecto? En este punto habría que englobar los requisitos económicos, técnicos, el know-how… todo aquello que haga referencia a lo necesario para empezar a funcionar.
  • Evaluar alternativas. Saber qué alternativas tiene la empresa para lanzar el proyecto es uno de los puntos clave para conseguir la viabilidad del negocio.

Es importante que todas las empresas realicen dicho estudio pero, lo cierto, es que en algunos casos dicho estudio puede ser innecesario. Ojo, al decir innecesario se refiere a realizar todos los pasos que se enumeran a continuación pero no hay que renunciar a una investigación previa. Ésta determinará si es necesario o no profundiza en el tema o si, con lo que se ha estado investigando sobre el mercado es suficiente.

 

Pasos para realizar un estudio de viabilidad óptimo

En el caso de que la empresa detecte la necesidad y sea consciente de que precisa un estudio de viabilidad, son varios los pasos que se deben seguir para que éste aporte la máximo información a la empresa y sea considerado como una herramienta para la toma de decisiones estratégica.

Alcance del proyecto

El primer paso es definir todas las actividades que se van a realizar, el modelo de negocio… todo aquello que se necesita para empezar. Además de esto, se tiene que conocer también si hay mercado dispuesto a acogerla oferta que la empresa está ofreciendo, es decir, saber si hay posibles compradores y qué cantidad están dispuestos a comprar.

Aspectos operativos, administrativos y legales

Sí, en el punto anterior se ha pensado la idea pero, en éste, hay que darle forma. Es necesario conocer todos los requisitos para empezar el proyecto, necesidad financiera, de recursos,… en definitiva, conocer todo acerca de la operativa del negocio determinando todos los procesos que se van a emplear, desde los pequeños hasta los grandes. A la vez que se están madurando estas ideas, hay que pensar en el formato jurídico de la empresa y las obligaciones legales que ésta tendrá.

Análisis de la situación

Realizar un análisis de fortalezas y debilidades de todo lo que se ha determinado para ver cómo está la empresa en base al mercado en el que va a operar.

Determinar el enfoque

Con todo analizado es el momento de ir tomando decisiones y determinar el enfoque que se le va a dar. Para ello se habrá estudiado ya las diferentes alternativas y de la estructura de la empresa, incluso si ésta ya está constituida.

Evaluación de la viabilidad

En este último paso hay que ver si los costes totales del proyecto se pueden cubrir con los ingresos previstos que se han comentado con anterioridad. Esto, se comparará con otra de las alternativas estudiadas para que se pueda comparar. Una vez todo claro, se establecerán fechas de inicio y fin del proyecto para poder llevar un mayor control de las acciones.

Después de estos pasos se obtiene un estudio de viabilidad que ayuda a los empresarios a tomar decisiones. Eso sí, es necesario revisarlo de manera continua para saber si las estrategias van según lo previsto.

 

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario