¿FIFO o FEFO? Tu estrategia de almacén dice mucho de tu negocio… y de sus posibilidades de posicionamiento en el mercado. En especial, en lo que respecta a algunos sectores, como puede ser el de la alimentación, hay que elegir con cuidado el enfoque a aplicar, puesto que los resultados variarán considerablemente en función de la decisión que se tome.

¿Quieres conocer en qué consiste el modelo FEFO?

fefo

Créditos fotográficos: gpointstudio

TEXT - TOFU - Innovación CDS

 

FEFO: una gestión de almacén más inteligente

Desde la transformación digital de la cadena de suministro, los cambios que llegan de la mano de la tecnología están permitiendo optimizar la eficiencia de las operaciones. La gestión de almacén no es una excepción y, de hecho, junto con la función de transporte, son probablemente dos de las áreas de la cadena de suministro más beneficiadas por los avances en materia de software.

Precisamente las nuevas soluciones tecnológicas de gestión de almacén están dando la posibilidad a los ejecutivos de supply chain de dejar atrás un modelo cuya lógica no siempre resulta rentable. Se trata del planteamiento FIFO, first in – first out, bajo el que los productos que más tiempo llevaban almacenados eran los primeros que debían ser distribuidos.

Aunque parece un enfoque coherente, no lo es aplicado a todos los casos. En concreto, en el sector de la alimentación, puede suceder que, en función del origen o las características específicas de un producto en concreto, en vez de atender a la fecha en que se produjo el abastecimiento, sea preferible tomar decisiones que eviten su caducidad.

Es la base del modelo FEFO, first expired – first out, el primero que caduca debe ser el primero que salga.

Y es que, si bien FIFO ha contribuido a simplificar la gestión de almacén, en un entorno como el actual, donde los consumidores están exigiendo más información que nunca sobre los productos alimenticios que compran, el panorama minorista debe cambiar.

Hay que adaptarse a las exigencias de la demanda y ello implica aceptar que las fechas de caducidad afectan decisivamente las decisiones de compra.

Basar la gestión de almacén en la máxima FEFO consigue que:

  • El margen en las fechas de vencimiento de los artículos a disposición de los clientes de comercio minorista es mayor.
  • La ampliación de este margen permite que se muevan más los productos.
  • Esto conlleva un incremento del número de pedidos que recibe la empresa.

Alinearse con el modelo FEFO para la gestión de productos de alimentación implica éstas y otras ventajas que van en todo caso más allá del cumplimiento regulatorio, un aspecto que, por otra parte, también debe ser tomado en consideración.

A los responsables de la gestión de almacén en la cadena de suministro les queda, además de hacer la correcta elección tecnológica; el apostar por el tipo de solución FEFO más adecuada a las características de su negocio.

Existen dos métodos de gestión de inventario con niveles muy diferentes de complejidad tecnológica:

  1. Sistemas FEFO básicos, que asocian las fechas de caducidad de los productos con los números de lote de abastecimiento.
  2. Sistemas FEFO dinámicos, capaces de generar y gestionar automáticamente las fechas de caducidad de los distintos productos almacenados, en base a tecnología de última generación, como son los sensores aplicados al control de temperatura.

¿Qué tipo de FEFO empleáis en tu almacén? ¿Ya habéis hecho la transición a este sistema de gestión?

 

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro