Holding empresarial: ¿te interesa?

Al considerar diferentes opciones de estructuración para el negocio, algunos emprendedores se plantean la opción de recurrir al holding empresarial. Sin embargo, es importante comprender qué supone responsabilizarse de una organización de este tipo y qué beneficios puede entregar a sus socios.

¿Qué es un holding empresarial?

Un holding empresarial es un tipo de agrupación de empresas en la que existe una compañía principal, que es quien compra y toma posesión de las acciones de otros negocios, asegurándose el control sobre sus operaciones. Estas otras compañías son conocidas como las subsidiarias de la empresa tenedora.

 

TEXT - TOFU - Cómo exportar con éxito

 

Por lo general, el holding empresarial no produce bienes o servicios, ni participa en las operaciones diarias del negocio; sin embargo, es frecuente que posea activos que utilizan las compañías subsidiarias en sus operaciones.

Los emprendedores consideran la creación de un holding empresarial para ayudar a estructurar su negocio a medida que crece. La ventaja de optar por este modelo es que la compañía matriz puede proporcionar mayores garantías contra riesgos y agilizar las operaciones de una empresa que aún está creciendo y diversificándose.

Dependiendo del tamaño y la estructura del negocio, un holding empresarial puede proporcionar ventajas tan importantes como la reducción de riesgo, el control centralizado o la disposición de una estructura flexible para el crecimiento. No obstante, hay que tener en cuenta que también conlleva inconvenientes, como los relacionados con la gestión, compartición y utilización de los activos informacionales, que pueden dar lugar a problemas de comunicación y, por tanto, a la imprecisión de la toma de decisiones o la aparición de conflictos internos entre entidades.

¿Cuáles son las principales razones para optar por un holding empresarial?

El holding empresarial es fuente de beneficios para las empresas y, conocerlos, puede ser el argumento necesario para dar el paso de crear un grupo corporativo de este tipo. Entre las razones de optar por el holding empresarial se encuentran las siguientes:

  1. Proteger los activos. Propiedad, propiedad intelectual y equipos quedan protegidos. Las filiales asumen las operaciones diarias del negocio y sus responsabilidades. Por lo tanto, los activos valiosos que posee la compañía tenedora están protegidos de los acreedores y otros pasivos en los que puedan incurrir las compañías operativas.
  2. Reducir el riesgo. Cuando una compañía tenedora posee los activos valiosos y es una entidad separada de las compañías operadoras, el riesgo de perder esos activos se minimiza si la compañía operadora se desempeña mal o se vuelve insolvente. Por ejemplo, si una compañía operadora se enfrenta a la insolvencia, la compañía tenedora también puede perder dinero; sin embargo, generalmente no pueden ser perseguidos legalmente por las responsabilidades de la compañía operadora. No obstante, hay que tener presente que, en algunas circunstancias, la compañía tenedora aún puede ser considerada responsable de las acciones de los directores de la compañía operadora si eran conscientes del bajo rendimiento.
  3. Minimizar impuestos. Se puede establecer un holding empresarial para reducir la cantidad de impuestos que el grupo en su conjunto tiene que pagar, por ejemplo, en base a una estructura o ubicación que sean más favorables a las tasas impositivas más bajas. Sin embargo, conviene estar actualizado en cuanto a la normativa aplicable, ya que nuevas leyes podrían limitar los beneficios fiscales de este modelo.

Además de estos beneficios, el holding empresarial permite ostentar un control central que proporciona una estructura de gestión coherente, permitiendo a la compañía matriz maximizar su rendimiento y crecimiento. Este modelo destaca también por la flexibilidad que aporta al crecimiento y el desarrollo. Es lo que sucede al tener los activos más valiosos en poder de la compañía controladora, lo que permite al grupo diversificar de manera más eficiente, invertir en nuevas empresas e incluso salir de empresas, si es necesario.

Créditos fotográficos: kaesan y gorodenkoff

 

POST - TOFU - Como exportar con éxito


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario