El crecimiento de un negocio depende de las personas ya que su principal fuente de valor son sus empleados. Saber desarrollar este recurso interno a través de técnicas de motivación laboral es la manera de construir un gran equipo, un grupo humano comprometido con unas metas conjuntas, una suma de talento que resulta en altas cotas de rendimiento. Pero, para mantener el equipo intacto y mejorar la calidad del trabajo juntos de forma que se asegure la sostenibilidad del negocio, es preciso dominar algunas de las más efectivas técnicas de motivación laboral.

tecnicas de motivacion laboral

Créditos fotográficos: istock viafilms

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

Las 5 técnicas de motivación laboral que pueden transformar tu negocio

Entre las técnicas de motivación laboral que mejores resultados garantizan se encuentran las 5 siguientes:

1. Desarrollo: el crecimiento personal prevalece sobre un bono y, por eso, los empresarios deben observar de cerca todo aquello que provoca el interés de sus empleados, para poder tratar de darles la oportunidad de ejercitar dichas actividades. Cuando este tipo de técnicas de motivación laboral se orientan a la formación se está, al mismo tiempo, sentando las bases para un futuro corporativo más prometedor y más competitivo, ya que la empresa cuenta con un personal preparado para dar respuesta a las necesidades de negocio que llegarán.

2. Autonomía: a veces lograr la motivación laboral de un empleado se consigue de forma sencilla. Tal solo es necesario darle autoridad. Este tipo de decisiones aumentan la confianza en uno mismo del propio individuo, que se siente motivado por sus propios resultados; pero también envían un mensaje importante que hace entender al individuo que se respeta su trabajo y su aportación es importante para la estrategia organizacional.

3. Pequeñas recompensas: una buena forma de minimizar los errores y lograr aumentar la concentración en el trabajo puede ser mediante la competición. Se puede implementar un software de medida del rendimiento, que permita comparar las marcas individuales con las de grupo o las personales de forma histórica, para ver la evolución. Otra alternativa es fomentando la competición sana mediante el establecimiento de pequeños premios o recompensas que inciten el aumento de los niveles de atención.

4. Reconocimiento: el reconocimiento perdura en la mente del individuo con más fuerza que cualquier compensación extrínseca. Sus efectos no tienen precio y, además, cuando tiene carácter público también sirve para motivar al resto del equipo, que desea alcanzar objetivos, batir récords, superarse a sí mismo. El refuerzo positivo es una de las armas más efectivas en materia de técnicas de motivación laboral.

5. Personalización: siempre es mejor preguntar a cada empleado individualmente qué es lo que les motiva. Todos las personas son diferentes y, por eso, conviene entender los mecanismos internos de cada uno, para poder aplicar las técnicas de motivación laboral adecuadas en cada caso. Además, actuando de esta forma se consigue un beneficio añadido, que es el de lograr que los trabajadores vean que son importantes para la empresa, que desde los niveles de decisión de la organización se tienen en cuenta sus opiniones, sensaciones y puntos de vista y se trata de procurar su satisfacción.

Post relacionados:

POST - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]