Los smart contracts añaden transparencia a los intercambios a la vez que hacen posible prescindir de intermediarios. Los contratos inteligentes no sólo definen las reglas y sanciones en torno a un acuerdo de la misma manera que un contrato tradicional, sino que también hacen cumplir automáticamente las obligaciones que del mismo se derivan.

 

¿Qué es un contrato inteligente?

Para entender lo que es un contrato inteligente, antes hay que profundizar en un concepto revolucionario: la tecnología blockchain. El blockchain además de proporcionar un solo libro de contabilidad como fuente de confianza, sino que también reduce posibles problemas en la comunicación y el flujo de trabajo debido a su precisión, transparencia y sistema automatizado.

Normalmente, las operaciones comerciales pierden agilidad por falta de acuerdo, retrasos o malentendidos. Estos inconvenientes se evitan con la tecnología blockchain, que también elimina las discrepancias que normalmente surgen con el procesamiento independiente y que pueden dar lugar a demandas costosas y demoras en la liquidación.

 

TEXT - TOFU - Formación y desarrollo de Competencias

 

En un enfoque de contrato inteligente, un activo o moneda se transfiere a un programa, que ejecuta un código validando automáticamente una condición. Esto determina si el activo debe ir a una persona o volver a otra, o si debe ser reembolsado inmediatamente a la persona que lo envió, o alguna combinación de estas acciones.

Mientras tanto, se almacena y replica el documento, lo que aporta a la transacción mayor seguridad e inmutabilidad.

Los contratos inteligentes se pueden utilizar para todo tipo de situaciones que van desde derivados financieros hasta primas de seguros, contratos de incumplimiento, leyes de propiedad, cumplimiento de crédito, servicios financieros, procesos legales y acuerdos de crowdfunding.

Ethernet y Hyperledger Fabric son populares blockchains para crear contratos inteligentes

Ventajas e inconvenientes de los Smart contracts

Los contratos inteligentes conllevan un alto grado de fiabilidad. También aumentan la precisión porque se eliminan los errores manuales. El contrato inteligente está encriptado y distribuido entre los nodos, garantizando que no se perderá ni cambiará ningún dato, sin el permiso de los actores principales y sujetos de derecho.

Otro beneficio es que la mayoría de los procesos en los Smart contracts son automáticos. Del mismo modo, la mayoría de los intermediarios son eliminados. Un usuario está haciendo el acuerdo y ya no le hace falta contratar ni a un corredor de seguros, ni a un abogado u ni a otros tipos de intermediarios para confirmarlo. Esto contribuye a que los contratos inteligentes consigan aumentar la velocidad de las transacciones y su eficiencia, porque se evitan los trámites y el proceso manual. También se impulsa el ahorro.

Quizás la mayor ventaja de los contratos inteligentes sea el hecho de que las copias de seguridad y duplicados estén integrados en el sistema. Gracias a la criptografía, el cifrado de sitios web mantiene los documentos seguros.

Pero no todo son beneficios y, antes de usar los contratos inteligentes es importante conocer sus inconvenientes, entre los que destacan los siguientes:

  • El código está escrito por personas y pueden cometer errores.
  • Los smart contracts no están regulados claramente por ningún gobierno.
  • Los contratos inteligentes requieren mucho mantenimiento, ya que es preciso contar con profesionales con experiencia en ingeniería para ponerlos en funcionamiento y asegurar que el resultado es a prueba de fallos.

 

¿Te atreverías a probar la innovación en este campo? ¿Quieres experimentar las ventajas de los smart contracts en tu negocio?

 

Créditos fotográficos: metamorworks / LEEDDONG

 

POST - MOFU - Formación y desarrollo de competencias


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)