La planificación financiera es un elemento esencial para aprovechar sinergias, alcanzar objetivos y aumentar las garantías de un futuro sostenible. Sin embargo, pese a que los responsables de la gestión de la cadena de suministro de sobra conocen la importancia de esta función, muchas veces cometen errores que minimizan el potencial de generación de valor de la planificación financiera pudiendo, incluso, poner en riesgo la competitividad de la organización.

Image of businessperson pointing at document in touchpad at meeting

Image of businessperson pointing at document in touchpad at meeting

Créditos fotográficos: istock shironosov

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre planificación de la cadena de suministro TEXT - TOFU - Planificación en CdS [Duplicate]

POST - TOFU - Planificación paso previo a ejecución  [Duplicate]

Errores a evitar en la planificación financiera

Para optimizar los resultados del proceso de planificación financiera y del esfuerzo que implica cada ejercicio, merece la pena tratar de evitar los siguientes errores:

1. Hacer una mala selección de indicadores: si se cuenta con métricas equivocadas es difícil tomar decisiones racionales basadas en mediciones cuantificables. Evaluar qué partes de la cadena deben mantenerse cómo están, qué debe ser eliminado por completo y qué deben ser modificados, en otras palabras, a qué destinar el presupuesto y cuánto a qué partidas es una decisión que depende por completo del conocimiento. La elección de las métricas correctas, sin embargo, puede ser más difícil de lo que parece ya que, en la cadena de suministro, éstas varían de una organización a otra.

En cualquier caso, para acertar al escoger los indicadores en la planificación financiera hay que centrarse en su disponibilidad y la justificación de la inversión que implican. Además, tienen que ser suficientes para, al menos, cubrir tres áreas: desempeño financiero, rendimiento de la oferta y rendimiento de entrega. La rotación de inventario, aunque no es estrictamente una medida financiera, puede resultar de gran utilidad ya que refleja la cantidad de capital necesario para apoyar las ventas, es decir, que representa una cantidad significativa de dinero en efectivo que la empresa necesita para sus operaciones; por lo tanto, un dato que ha de conocerse.

2. Prestar poca atención al proceso de planificación: armados con las métricas recogidas y los datos consistentes aplicados al análisis, las empresas pueden comenzar a realizar una evaluación en profundidad de la cadena de suministro que incluirá tres acciones:

  • Revisar las estructuras y los sistemas, identificando oportunidades de mejora.
  • Evaluar cada competencia: incluyendo en esta valoración, como mínimo, la comprensión y planificación de la demanda, la gestión de inventarios, la planificación de la producción y la programación.
  • Proporcionar un procedimiento válido para aumentar la eficiencia de los procesos y evitar interrupciones.

La eficiencia de la cadena de suministro está determinada principalmente por los procesos de planificación y toma de decisiones, ya que ambos afectan a la capacidad del supply chain para reaccionar a los cambios del entorno y proceder a una correcta asignación de recursos que permita cumplir con los objetivos de negocio. La planificación financiera no debe abordarse como un proceso aislado, sino como una parte más en el global de las operaciones, por lo que requerirá de una toma de contacto con la realidad general, y no sólo centrada en el área económica.

3. Definir el estado final, pero no los pasos para llegar allí: después de realizar una evaluación, es común definir un estado deseado que refleje hacia dónde se quiere orientar la cadena de suministro en los próximos meses. La planificación financiera debe, sin entrar en excesivo detalle, sí presentar con claridad los hitos que marcan el camino a seguir en el medio plazo. estas directrices permitirán evitar confusiones y servir como una guía de apoyo a la gestión del cambio.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven