¿Qué es el comakership y por qué interesa a la Supply Chain?

El comakership o la fabricación asociada es un modelo de gestión de relaciones entre los proveedores y sus cofabricantes que, cada vez más, constituye un valioso instrumento por los beneficios que conlleva hoy en día, sobre todo para la compra de productos de alto riesgo de suministro.

Como sabemos, el riesgo en la cadena de suministro va ligado a todos esos posibles sucesos que pueden tener un efecto negativo en el flujo de productos o servicios. Por tanto, la gestión del riesgo trata de identificar y valorar cuáles son las potenciales roturas o interrupciones bruscas que puedan impactar en el proceso de la cadena de suministro.

Para ello hay que desarrollar un plan de respuesta adecuado, incluyendo acciones que deben desencadenarse si el riesgo sucede y otras para prevenir y planificar una mejora real que evite dichos riesgos. Es en esta gestión donde se debe buscar como posible respuesta el comakership o partnership, para dar lugar a asociaciones o alianzas de compra y a relaciones de subcontratación de fabricaciones.

 

TEXT - TOFU - Aspectos clave estrategia operaciones

 

En muchas empresas se producen con frecuencia disrupciones que alteran el funcionamiento cotidiano de sus operaciones logísticas, como es el caso del retraso en las entregas de proveedores. Esto puede pasar por muchas razones, pero una de ellas la podemos hallar en la relación que hemos malacostumbrado a tener con los proveedores.

Para ello, y debido a la elevada competitividad de los nuevos entornos y las altas exigencias de los consumidores, el comakership lleva siendo desde hace unos años una eficaz alternativa. Un nuevo planteamiento frente a esa clásica manía de las empresas de tener al mando cuantos más proveedores mejor, siguiendo la errónea idea de hallar así mayores ventajas.

 

La tradicional relación entre los proveedores y las empresas

En años anteriores hemos podido ver en innumerables ocasiones cómo algunas empresas mantenían relaciones distantes con sus proveedores y de mutua desconfianza. Esto lo explicábamos por prevalecer en la compra la búsqueda del precio más bajo o, como hemos mencionado, la tendencia a mantener numerosas fuentes de suministro (y su consecuente competencia entre proveedores). Todo ello provocaba conflictos en materia de calidad del producto y la conservación de stocks elevados para garantizar el suministro.

No obstante, los nuevos hábitos a los que nos hemos acostumbrado a día de hoy a menudo son todo un reto para los sistemas antiguos de la Supply Chain. Esos hábitos implican cambios en las relaciones que afectan a numerosas empresas y organizaciones, lo cual, sí o sí, hace que tengamos que apostar por cambios tecnológicos y conceptuales en términos de sistemas de negocio y de comportamiento.

De esta forma, utilizar nuevos sistemas de compras es una posibilidad que ofrece grandes ventajas para mejorar como empresa. Es así como las organizaciones comienzan a entender al proveedor como una extensión de su propio funcionamiento, no tanto como un desafiante que se quiere aprovechar de sus errores o intentar superar a su proveedor competidor. Con el comakership se establecen relaciones más cooperativas y duraderas.

 

¿Cómo funciona el comakership?

El término comakership se fundamenta en un concepto de confianza mutua entre las partes implicadas, de manera que ambas obtengan beneficios tras la búsqueda de soluciones y un feedback continuo de comunicación. Pero no nos confundamos, pues este concepto abarca más allá de una simple integración de relaciones operativas.

El comakership implica especialmente una vía de desarrollo común encaminada a la mejora productiva Just-In-Time, a una nueva filosofía de aprovisionamiento y a la gestión de calidad.

Por tanto, en vista de la gestación de nuevos bloques económicos, ciclos de productos en constante reducción, incremento de costes fijos, etc., el comakership se plantea enfocándose al co-diseño, co-desarrollo y co-gestión. Es decir, para una mejora real, tanto proveedores como clientes deben formar parte del proceso de forma activa.

 

¿Qué ventajas obtenemos del comakership en la Supply Chain?

Estas son sus principales ventajas:

  • Gestión total de la fabricación, lo que da lugar a importantes reducciones de costos en todos los procesos de la cadena de suministro.
  • Desarrollo del binomio producto-proceso para concentrar un mayor esfuerzo en la etapa de diseño de los productos y procesos de forma mancomunada.
  • Disminución de los márgenes de tiempo para el procesamiento fabricación-producción, para la distribución y para la toma de decisiones.
  • Mayor flexibilidad y capacidad de reacción a los cambios o alteraciones de volúmenes y características de la demanda.
  • Mayor fiabilidad de entrega de pedidos.
  • Un intercambio bidireccional de la información de mayor calidad.
  • El logro de una calidad óptima de los productos e insumos manteniendo bajo control las variaciones y mejorando constantemente los niveles de performance.

 

POST - TOFU - Aspectos clave Estrategia


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario