Picking almacén: ¿Qué es?

En la actualidad, el picking es uno de los términos más populares en el ámbito de la gestión de proyectos logísticos dada su importancia a la hora de mantener los niveles de productividad en la cadena de suministro. Por eso, es esencial no solo conocer qué es, sino también cómo puede optimizarse para obtener mejores resultados: en este post te damos todas las claves que necesitas.

¿Qué es el picking?

La expresión picking, que en ocasiones puede escucharse con otra voz anglosajona, «pick and pack», es un término del mundo de la gestión de los proyectos logísticos que hace referencia al método de preparación de pedidos que, utilizando un número mínimo de pasos, consigue agilizar el proceso. En esencia, esta estrategia requiere de los siguientes pasos:

  1. Recepción del pedido confirmado por parte del cliente en el nivel de almacén.
  2. Selección y recogida de los elementos necesarios para completar la orden.
  3. Tareas de embalaje de los artículos.
  4.  Programación del envío.

La peculiaridad que hace del picking un método diferente es que, con el fin de hacer el proceso lo más eficiente posible, se busca facilitar la identificación de los bienes y su localización de forma específica dentro del almacén, permitiendo a los preparadores de pedidos recoger rápidamente los artículos que se necesitan para completar una orden.

Sin embargo, quienes conocen muy de cerca qué es picking saben que las circunstancias que rodean a esta tarea, desde su planteamiento hasta su ejecución, dificultan en ocasiones la mejora de resultados. Entre las limitaciones que más afectan a la productividad de esta modalidad de preparación de pedidos se encuentran:

  • Aumento de pedidos de volumen reducido, en la búsqueda de la reducción de los niveles de inventario, lo que implica una mayor variedad y exige un trabajo más personalizado para la distribuidora.
  • Intensidad de mano de obra de las operaciones de picking: que aumentan los costos de las operaciones, afectando a los márgenes.

Diferencia entre picking y packing

Antes de seguir ahondando en el picking hay que hacer una pequeña parada para realizar un matiz importante, ya que en muchas ocasiones se confunde la palabra picking con otra muy similar: packing.

Cuando se habla de packing hacemos referencia al envase y el embalaje de productos que tienen ciertas características físicas, químicas o biológicas que tienen que tenerse en cuenta para su transporte y entrega al cliente final.

Como ves, picking y packing son dos términos similares pero cada uno de ellos hace referencia a unas características de transporte diferentes, afectando ambos al abastecimiento logístico.

El éxito del picking y el uso de software específico

Una de las principales características del picking es su intensidad en mano de obra, lo cual sitúa esta actividad como uno de los pilares a tener en cuenta para sostener ciertos niveles de productividad en la supply chain. Las empresas que emplean este método de preparación de pedidos se cuestionan, por tanto, los métodos que pueden aplicarse para mecanizar o automatizar partes del proceso, en aras de una optimización del rendimiento. Y es que el éxito del enfoque del picking depende en gran medida de dos aspectos:

  1.   La organización del espacio dentro del almacén.
  2. La observancia de los procedimientos específicos que se han diseñado para acelerar el proceso de gestión de pedidos.

Con este fin, tanto pequeñas como grandes empresas suelen hacer uso de la tecnología que les permite ganar eficiencia en la gestión del proceso. Esto incluye el uso de programas de software para todas, o muchas, de las siguientes tareas:

  • Seguimiento del inventario.
  • Preparación de listas de envío.
  • Generación de las facturas correspondientes a los pedidos que han sido completados.

En algunos casos, los sistemas automatizados también se encargan de interactuar directamente con el personal de almacén, los empleados designados para el picking, para programar la preparación de pedidos tan pronto como la orden se recoge. Este tipo de métodos han demostrado que su eficacia es máxima cuando se trata de minimizar el tiempo que transcurre entre la recepción del pedido y su recepción por parte del cliente.

picking almacen 2

¿Qué es y qué contiene una orden de picking?

Se entiende por orden de picking al impreso que se suele incluir desde el propio almacén en el que se recogen los datos principales del envío. El formato suele diseñarlo el propio almacén pero, de normal, suele incluir ciertos puntos básicos:

  •       Datos de la empresa que envía la mercancía
  •       Datos de orden, fechas de envíos, número de orden, etc.
  •       Cantidad de producto que se va a enviar
  •       La localización de la mercancía dentro del almacén
  •       Cantidad de mercancía almacenada
  •       Localización del propio almacén
  •       Definición de la mercancía
  •       Firma y fecha de entrega y recepción
  •       Picking almacenamiento: cómo se puede optimizar

Tipos de picking en el almacén

Existen diferentes tipos de picking que puedes utilizar para la gestión del almacén:

  • Pick to light. Sistema muy ágil en el que se precisa de un Software de Gestión de Almacenes. En cada frontal de estantería hay un número que el software reconoce, por lo que para el trabajador es muy sencillo encontrar la mercancía. 
  • Picking a nivel del suelo. Se preparan sobre el suelo, por lo que el acceso a la mercancía es más rápido y ágil. 
  • Picking a bajo nivel. En este caso la mercancía se sitúa a un nivel adecuado para que el trabajador pueda acceder a ella estando de pie. 
  • Picking a nivel medio. Ahora se emplean estanterías que no superen los 4 metros de alto. 
  • Picking a alto nivel. En este tipo de picking todas las alturas disponibles en el almacén son aprovechadas. 

Picking almacenamiento: cómo se puede optimizar

Algunos de los principios básicos para maximizar la eficacia del picking almacén que permiten mejorar las operaciones de picking son:

  • Evitar combinar varias referencias en la misma ubicación: ya que esta práctica reduce drásticamente la productividad del operario que, tras localizar el nivel y bandeja indicados, tiene que invertir un tiempo extra en buscar a través de las distintas referencias que allí se recogen para encontrar el artículo o artículos que necesita.
  • Reducir el tiempo de tránsito de los ítems: tanto gracias a la implantación de un sistema de transporte (como cintas o clasificadores), como aplicando estrategias del tipo de lotes. De esta forma se consigue que los tiempos de tránsito de los productos disminuyan hasta en un 50%, lo que influye directamente en la productividad del proceso de preparación de pedidos.
  • Tratar que todas las tareas que tienen que ver con lo que es picking se realicen a nivel de suelo: evitar el picking vertical maximiza la eficacia de los operadores, aunque requiere de una mayor superficie de las instalaciones que hay que tener prevista. Cuando no se puede evitar, habrá que tratar de optimizar el almacenamiento, situando los bienes de menor frecuencia de recogida en los niveles más altos, y los más demandados en los inferiores.
  • Aumentar la densidad de selección en función de la limitación de ubicaciones a recoger: hay que reducir al máximo el número de localizaciones distintas donde practicar el picking. De esta forma, aumenta la productividad del operario gracias a la concentración de referencias, que le permiten encontrarlas más fácilmente; y la disminución de los tiempos de tránsito, factores ambos que hacen posible llevar a cabo el trabajo más rápido.
  • Escoger el soporte de almacenamiento adecuado: de esta forma se consigue mejorar la eficiencia del almacén, pero habrá de responder siempre a las exigencias individuales de cada producto y su demanda.

¿Cuál es la relación entre la función del picking y la del embalaje?

Entender qué significa picking es comprender su estrecha relación con la función de embalaje. Hay que tener en cuenta que el pick and pack se aplica a:

  • Pedidos de todos los tamaños.
  • Órdenes que incluyen diferentes combinaciones de bienes.
  • Encargos que también pueden combinar diferentes cantidades de esos bienes.

Está claro que el picking debe tener en cuenta el tipo de embalaje que se utilizará para cumplimentar cada orden. Si se introduce un software que se encarga de realizar esta identificación de forma automática será posible ahorrar tiempo, ya que el personal no tendrá que buscar el tamaño de contenedor de transporte adecuado, aplicando el método de ensayo y error, que es el que se usa generalmente en este tipo de casos.

En empresas más pequeñas se puede emplear un sistema de picking y embalaje manual. Esta opción sólo es recomendable para negocios que almacenan un número relativamente pequeño de productos terminados o que ofrecen una gama limitada de artículos para la venta. En estos casos, la selección y el proceso de empaquetado es, a menudo, bastante simple y no requiere de automatización.

Y tú, ¿quieres saber más sobre la gestión logística y los ámbitos relacionados? Entonces descarga ya nuestra guía gratuita sobre gestión de proyectos logísticos.

 

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico


Entradas relacionadas

1 comentario

Avatar

salvador Ramirez

26 junio, 2018 4:30 am

necesito aprender todo los itens de picking

Deja un comentario