La gestión de inventario es una función de gran importancia estratégica para las empresas y, dentro de ella, el cálculo del stock óptimo termina siendo uno de los objetivos de una buena planificación de las operaciones.

 

Hallar ese punto de equilibrio es determinante puesto que, si los niveles de inventario son demasiado altos o demasiado bajos pueden acarrear consecuencias negativas para la rentabilidad del negocio.

Cuando los niveles de existencias son demasiado altos, conllevan un aumento de los costes de almacenamiento y mantenimiento, además de provocar la acumulación de capital, impidiendo que esos fondos se utilicen con otros fines. Por otra parte, si los niveles de existencias son demasiado bajos, van asociados a mayores tiempos de espera y ventas perdidas. Los clientes se van a la competencia.

Por estas razones, es importante, partiendo de una adecuada comprensión del mercado de productos y una previsión precisa de la demanda, saber calcular el stock óptimo. Y, para ello, existen ciertos factores deben ser considerados.

 

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

 

Los factores de los que depende el stock óptimo

La variabilidad de la demanda o el precio de las materias primas son dos de los aspectos que mayor incidencia tienen en el cálculo del stock óptimo. Si bien no se trata de un proceso excesivamente complejo, es preciso tener claros algunos puntos antes de perderse en operaciones matemáticas. Las preguntas que los encargados de la planificación de inventario deben hacerse son las siguientes:

  • Cuál es el capital disponible para invertir en el inventario.
  • Cuál es la demanda de inventario en el presente y cuál fue en el pasado.
  • Cómo se podría definir el tipo de demanda.
  • Cuál es la previsión futura de demanda.
  • Cuál es el promedio de venta del tipo de productos en inventario para su tipo de negocio y sector.
  • Cuánto cuesta mantener el inventario y cómo aumenta ese gasto a medida que aumenta el nivel de inventario.
  • Cuánto espacio de almacenamiento hay disponible.

Al hablar de inventario se hace referencia a mercancías al por menor o al por mayor, materias primas, trabajos en curso, productos terminados y suministros que físicamente se convierten en parte del artículo destinado a la venta.

Para conocer la respuesta a estas preguntas, puede ser necesario recurrir a herramientas analíticas que, por una parte, estudien los registros históricos de la empresa y, por otra, investiguen en datos transaccionales y en el Big Data para poder realizar predicciones de futuro con alto índice de precisión.

Al tomar una decisión final con respecto al stock óptimo no hay que olvidar que los grandes inventarios consumen dinero en efectivo, por lo que, aunque aumentan la inversión en el negocio, también lo ponen en riesgo, si no se puede ejercer un control efectivo. Para hacer este cálculo hay que tratar de garantizar que las necesidades de los clientes quedarán satisfechas, minimizando el riesgo financiero. ¿Qué herramientas empleas en tu empresa para la planificación de inventario? ¿Cómo calculas el stock óptimo?

 

POST - TOFU - Indicadores mejora CdS