Transporte y seguros para la exportación internacional

La elección del tipo de transporte marcará el plazo de entrega de las mercancías en una operación de compraventa internacional. Al plantearse cómo exportar los costes son una de las variables más importantes a considerar y éstos también guardan una estrecha relación con el modo de transporte que se elija. En ocasiones, no depende del exportador el decidirse por una u otra de las distintas opciones que existen en el mercado, sino que más bien la elección le viene dada desde las negociaciones con la otra parte.

Este post trata sobre la exportación, concretamente de los trámites y otros procesos relacionados. Si quieres saber más sobre el tema, no dudes en descargar nuestra guía gratuita Cómo exportar con éxito:

como exportar transporte seguros

Créditos fotográficos: «World Travel Transport Concept» by Vichaya Kiatying-Angsulee

Este post trata sobre los transportes y seguros para exportar a nivel internacional. Si quieres saber más sobre el tema, no dudes en descargar nuestra guía gratuita Cómo exportar con éxito:

TEXT - TOFU - Cómo exportar con éxito

Tipos de transporte en el comercio internacional

Dependiendo del medio por el que se desplacen las mercancías, en las operaciones internacionales es posible escoger entre alguno de los siguientes tipos de transporte:

  • Transporte aéreo: es el más rápido de todos. También es el elegido cuando la seguridad es un factor prioritario. Sin embargo, el inconveniente que plantea esta opción es su elevado precio.
  • Transporte marítimo: su principal ventaja es la gran capacidad que posibilita los grandes envíos, unida a su bajo coste. Su desventaja es, sin lugar a dudas, la lentitud del tiempo de tránsito.
  • Transporte por carretera: compite en bajo coste con el transporte marítimo, pero le gana la partida en cuanto a velocidad de entrega. El inconveniente que plantea esta alternativa es su limitada capacidad, que no permite el envío de grandes volúmenes.
  • Transporte en régimen multimodal: una opción muchas veces necesaria y que implica la intervención de medios de transporte diferentes para cumplir con una entrega internacional. Su principal beneficio es la flexibilidad.
  • Transporte por ferrocarril: es el menos indicado para las operaciones internacionales por su rigidez, tanto en cuanto a trazado como en lo referente a capacidad. Las desventajas se extienden a su rango de precios, que no suelen configurarlo como una alternativa aconsejable.

Seguros para la exportación internacional

Protegerse frente a los riesgos que implica la exportación es una de las máximas más tenidas en cuenta por quienes mejor saben cómo exportar. La cobertura de los seguros de crédito a la exportación se extiende a los comerciales, pero también tiene cierto alcance en cuanto a determinados tipos de riesgos de carácter más extraordinario.

Sin embargo, el tipo de seguro más habitual en operaciones internacionales es el seguro de transporte, necesario y contemplado en todos los documentos contractuales que regulan este tipo de intercambios comerciales, y cuyo alcance proporciona garantías en caso de pérdida de los bienes transportados, pero también cubre situaciones de deterioro, ambas bastante habituales.

¿Qué es el seguro en el comercio internacional?

El seguro en el comercio internacional en sí mismo constituye una forma de gestión de riesgos, que podría resumirse en pagar una cantidad cierta a un tercero para que asuma un determinado riesgo en nombre del contratante de seguros para la exportación.

No hay que olvidar que, el propósito principal del comercio internacional es intercambiar bienes por una ganancia y esto puede no ser posible si las mercancías se pierden o son robadas antes de llegar a su destino.

Desafortunadamente, tanto los empresarios experimentados como los novatos olvidan este hecho básico y pagan el precio más alto cuando no contratan los seguros para la exportación o importación que necesitan.

Aunque el coste de los mismos puede ser considerado caro por muchos comerciantes, tener una cobertura adecuada resulta esencial para mitigar pérdidas inevitables.

Además, existe una amplia variedad de tipos de seguros para la exportación e importación con coberturas tan variadas, como:

  1. Cobertura de seguro para compensar las cláusulas de responsabilidad limitada. Los servicios de transporte que operan servicios de carga aérea y marítima no cubren ampliamente su envío mientras está en tránsito. Por lo general, no cubren desastres naturales y, además, tienen responsabilidad limitada, lo que significa que realmente el contratante no recibiría el valor total de su envío si realmente sucediera lo inevitable. Esto significa que, para evitar incurrir en pérdidas en caso de desastre, es mucho más barato y más conveniente obtener cobertura de seguro para los envíos.
  2. Seguro que ayude a reducir la probabilidad de pérdida. Este tipo de seguros para la exportación funciona tanto en el caso del exportador, como en el del importador.
  3. Aseguramiento como forma de control adicional. Si bien el emisor de un envío puede afirmar que ha pagado un seguro, la mejor manera de ejercer un control total es asumir la responsabilidad personalmente. Esta es la única forma de garantizar que la valoración de los bienes se realice correctamente y que los términos del paquete de seguro sean realmente viables.

En vista de estos puntos, se constata la importancia de contratar una póliza de seguro para la exportación o importación. Solo falta escoger qué tipos de seguros convienen más de entre una serie de opciones principales:

  • Seguro de crédito a la exportación. Este tipo de política le ofrece protección en caso de que un cliente extranjero no realice el pago de los bienes. Su cobertura ofrece la oportunidad de evitar una situación potencialmente peligrosa al brindar información sobre el historial crediticio del comprador y el informe de historial financiero general. Por lo tanto, la aseguradora se compromete a recomendar al comprador y respaldar su capacidad para realizar el pago.
  • Seguro marítimo. Contrariamente a la implicación detrás de este nombre, el seguro marítimo para productos de exportación no se limita a los envíos que se transportan a través del mar. Es un paquete complejo que proporciona una cobertura para los productos desde el momento en que dejan las manos del proveedor hasta el momento en que se entregan al comprador.
  • Seguro de riesgo político. Se trata de un tipo de cobertura de seguro particularmente importante para los comerciantes que negocian con socios procedentes de países con economías emergentes. Estos países suelen ser muy propensos a la interferencia por parte de las autoridades gubernamentales que podrían resultar en la confiscación de bienes o la falta de pago por ellos por la aprobación de leyes que podrían resultar en el bloqueo de los canales normales de transferencia de dinero fuera del país o incluso la expropiación de activos comerciales. Así, al contratar un seguro de este tipo, se obtiene cobertura contra los riesgos que pueden resultar de la inestabilidad política.
  • Responsabilidad internacional del producto. Evitan perder la inversión cuando los productos que se envían a un destino no coinciden con los requisitos legales locales o son defectuosos. No obstante, hay que tener en cuenta que esta cobertura no se aplica a los comerciantes que actuaron con falta de diligencia, mala fe o negligentemente. Solo es aplicable cuando haya completado toda la diligencia debida e iniciado una transacción con información, pero en algún momento se modificasen algunos detalles de la política provocando que los productos ya no puedan ser aceptados en el país de destino.
  • Seguro de conversión de moneda. Un factor importante que ocasiona grandes pérdidas para los comerciantes internacionales es la pérdida por conversión de divisas. Las condiciones que podrían haber estado en vigencia cuando se inició una transacción podrían tomar un giro considerable y, para evitar problemas, conviene contratar una póliza de seguro contra cualquier pérdida que pueda surgir de los efectos negativos de los movimientos de divisas.

 

¿Es obligatorio contratar un seguro para la exportación?

En algunos casos, por ejemplo, el envío CIF, es un requisito legal aplicable al vendedor. Éste deberá contratar una póliza de seguro de exportación para el envío a fin de proteger los intereses del comprador y de su banco.

Si se está operando bajo un contrato de este tipo, sería una violación importante no tomar las precauciones debidas y cumplir con las obligaciones que se derivan de un contrato donde se ha acordado la entrega en base a este Incoterm. De hecho, podría llevar a una batalla legal o incluso a la pérdida del acuerdo en particular, así como al cliente de por vida.

Si te ha gustado este post, y quieres saber más sobre la exportación, no dudes en consultar estos artículos relacionados:

POST - TOFU - Como exportar con éxito

 

Créditos fotográficos: Axel-wolf


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario