El sistema just in time que agiliza la Supply Chain

Somos muchos los que conocemos el método justo a tiempo, también llamado en inglés sistema Just in Time, sobre todo en el proceso de producción. Sin embargo, en este post nos centraremos en explicar por qué es tan importante aplicarlo a la logística de la Supply Chain y las ventajas que nos proporciona.

sistema just in time

Créditos fotográficos: istock jojje9999

Para tenerlo más en cuenta, el sistema Just in Time (JIT) es una política de mantenimiento de inventarios al mínimo nivel posible adaptado a los nuevos métodos de fabricación, y que requiere que la relación entre los proveedores y los clientes sea transparente y eficiente. Una metodología cuya filosofía se basa en realizar solo lo que es necesario, cuando es necesario y en la cantidad necesaria. De esta forma, no solo se evita la acumulación de inventario o productos inacabados, sino también que se puedan ocasionar retrasos en el servicio a los clientes. Por tanto, ambas partes, empresa y clientes, satisfacen sus necesidades y expectativas.

 

TEXT - BOFU - Master Supply Chain Management

 

Cómo aplicar un sistema Just in Time eficaz en logística

Hay que dejar claro que el sistema Just in Time no se ajusta únicamente a la gestión del inventario y la reducción del stock innecesario. Se trata también de eliminar todas aquellas tareas que no aporten valor al producto o servicio porque suponga un desperdicio o un despilfarro. Es más, el JIT contribuye a deshacernos del conocido ‘efecto látigo’ o bullwhip effect. Para ello, es necesario adoptar una actitud de resolución de problemas; una filosofía que debe ser asumida por toda la organización para que pueda funcionar, sobre todo por los proveedores críticos de la empresa.

Además, para aplicar el sistema Just in Time en nuestra cadena de suministros se requiere pasar por distintas fases de implantación para conseguir mejoras en el proceso y en la coordinación y control de dicho proceso. Por tanto, se deben adoptar los siguientes puntos:

  • Involucración del personal a través de un plan de sugerencia y círculos de calidad.
  • Entrega de partes y componentes justo a tiempo al usuario para la fabricación.
  • Lograr que las transacciones se hagan con un mínimo de complejidad. Es decir, simplificación y estandarización del trabajo y de los procesos logísticos, a través de la selección de buenos proveedores, plazos de entrega cortos para mantener relaciones duraderas y entregas frecuentes en pequeños lotes. Para hacer esto posible se recomienda utilizar determinadas estrategias, como las siguientes:
    • Sistema de preparación automática de pedidos a través del control de stock y la eliminación de errores de inventario.
    • Sistemas de pick-to-light y put-to-light para agilizar la preparación de pedidos por los operarios de almacén y clasificar la mercancía para su expedición con tareas relacionadas con la logística inversa.
    • Transporte por rodillos, para reducir los desplazamientos de los operarios de almacén.

 

Ventajas del sistema Just in Time

Con la buena aplicación de lo expuesto en el proceso de la Supply Chain, el sistema Just in Time aporta las siguientes ventajas:

  • Reduce los niveles de inventarios necesarios en todos los pasos de la línea productiva. Como resultado, reduce costos de compras y de almacenaje.
  • Minimiza pérdidas por causa de suministros obsoletos.
  • Facilita acordar compras aseguradas a lo largo del año, lo cual permitirá a los suministradores planearse mejor y ofrecer mejores precios.
  • El sistema es más flexible y favorece una reacción más rápida a los cambios.
  • En definitiva, adoptar eficazmente el JIT supone una ventaja competitiva gracias a una mejora continuada de la capacidad que adquiere la empresa para entregar el producto en menor tiempo, para responder económica y eficientemente al cambio y a las exigencias del mercado actual.

 

 

Publicado en Haz crecer tu Supply Chain Etiquetado con: