La fábrica de muebles del futuro no se parecerá en nada a las que cobijan los sistemas de producción que conocemos actualmente. Sin embargo, no hay que pensar que para que el mañana llegue en el campo del diseño tendremos que esperar mucho, porque, en realidad, falta menos de lo que podemos imaginar.

¿Has oído hablar de los hongos que sustituyen al cuero en algunas fábricas de sofás punteras? ¿Conoces los objetos de mobiliario inteligentes y multifunción que pueden minimizar el ruido en un espacio o incluso reducir la polución? ¿Sabes que en IKEA ya pueden comprarse lámparas, mesillas y mesas auxiliares que incluyen cargadores Wireless?

 

Sostenibilidad, eficiencia y personalización en la fábrica de muebles del futuro

El objetivo de producir muebles cómodos, vistosos y con un diseño vanguardista es sólo la mitad de las expectativas de los responsables de una fábrica de muebles hoy día. Son conscientes de que la demanda ha aumentado sus exigencias y ya no se conforman con nuevos colores en el catálogo o diferentes medidas de un mismo tiempo de mueble donde poder elegir.

 

TEXT - TOFU - Business Intelligence

Créditos fotográficos: ismagilov

Hoy, quienes quieren que los productos que salgan de su fábrica de muebles triunfen, incluso antes de que comience su paso por la línea de producción, necesitan apostar por:

  • Sostenibilidad: el cuero hecho de setas fue el primer paso hacia este material que, dentro de poco, no faltará en el plan de abastecimiento de cualquier fábrica de muebles. Ahora, los hongos permiten construir todo tipo de sillas, taburetes o mesas. A primera vista, se parecen a cualquier otro mueble, pero están lejos de ser ordinarios. Pese a las similitudes del acabado con otros materiales como el mármol o la madera, se trata de una alternativa mucho más sostenible. Raíces del micelio de hongos, residuos agrícolas y microorganismos conforman la base sobre la que empresas como bioMASON o Ecovative producen sus líneas de mobiliario. El micelio puede emplearse para lograr acabados blandos y similares a la espuma plástica, con la ventaja de ser biodegradable.
  • Eficiencia: una de las metas de la fábrica de muebles del futuro es conseguir que sus productos resulten confortables y cálidos pero que, al mismo tiempo, encajen en un entorno tecnológicamente sofisticado e inteligente. Cada pieza de mobiliario debe diseñarse teniendo en cuenta que la tecnología juega un papel cada vez más importante, pero que precisamente por ello, este tipo de nuevas funcionalidades no deben atraer nuestra atención, sino simplemente estar ahí, accesibles cuando las necesitemos. Los últimos diseños en muebles sugieren este cambio hacia la tecnología invisible. Fonesalesman o IKEA han lanzado ya líneas de mesas y lámparas con dispositivos de carga inalámbricos ocultos. Pero esto es sólo el principio, ya que, dentro de poco, en nuestros hogares, podremos disfrutar de bombillas LED, paneles de iluminación y puertas que se operan por control remoto.
  • Personalización: la impresión 3D no faltará en la fábrica de muebles, pero los líderes del sector ya están investigando una nueva forma de enfocar su estrategia de mass customization. Se trata de la apuesta por entregar una experiencia absolutamente única e increíble al cliente. Los consumidores de muebles ya pueden elegirlos desde la comodidad del hogar y con todas las ventajas de poder hacerlo en el punto en que la nueva pieza de mobiliario se incorporará porque la nueva tecnología hace posible crear espacios muy personalizados gracias a los hologramas. Innovaciones como Microsoft HoloLens permiten interactuar con contenido digital y experimentar con hologramas en cualquier parte, por ejemplo, en el propio hogar. No habrá que esperar demasiado para que esta experiencia se vuelva aún más realista, teniendo ocasión de tocar y sentir texturas, puesto que recientes innovaciones en el mundo del Haptic Feedback, el área dedicada a mejorar el sentido del tacto a través de las interfaces, podrían llegar a hacer posible recrear la sensación de una superficie particular.

 

POST - TOFU - Business intelligence