Camiones autónomos: conócelos a fondo

Fabricantes como Volvo, Daimler, Tesla y una nueva compañía llamada Otto han desarrollado y están probando camiones autónomos. Este tipo de vehículos automatizados y sin conductor buscan lograr que el transporte de carga sea más seguro, más barato y más eficiente.

Sin embargo, los camiones autónomos no se parecen en nada a los vehículos futuristas que podría imaginarse, esos propulsados ​​independientemente de la interacción humana. El motivo es que existen distintos niveles de automatización, que cada país tiene sus políticas y regulaciones nacionales y que las nuevas tecnologías no dejan de evolucionar.

 

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

 

De lo que no cabe duda es de que las empresas de vanguardia, si quieren obtener una ventaja estratégica, tienen que mirar hacia el futuro a largo plazo y adoptar esta nueva clase de vehículo en su flota de transporte. Una vez se acepta esta necesidad, el siguiente paso es averiguar qué tipo de camiones autónomos elegir.

 

¿Qué tipos de camiones autónomos existen?

A medida que continúan surgiendo tecnologías de vehículos más sofisticadas, las opciones de camiones autónomos en el mercado varían ampliamente, desde la automatización de algunas características concretas, hasta la conducción autónoma sin intervención humana, cabría señalar distintos niveles:

  1. Asistencia al conductor: se trata de una función controlada automáticamente, que se conoce como control de crucero.
  2. Automatización parcial: tanto la dirección como la aceleración y desaceleración están automatizadas, con el conductor listo para tomar el control del vehículo cuando se hace necesario.
  3. Automatización condicional: todas las funciones críticas de seguridad están automatizadas, pero el conductor está presente para ciertas condiciones ambientales y de tránsito.
  4. Alta automatización: automatizada para realizar todas las funciones críticas de seguridad y las condiciones de la carretera para un viaje completo. Cabe señalar que es preciso que el conductor esté en cabina.
  5. Automatización completa: se espera que tenga el mismo rendimiento que un conductor humano, en todos los escenarios y condiciones. En este caso, no es necesaria la presencia humana en el vehículo.

 

Como puede comprobarse, de los primeros dos niveles, que incluyen pequeños cambios de variables controladas por el robot y otros por el humano, al tercer estadio, en que la automatización comienza a ser más intensiva, ya que la conducción en carretera más consistente es completamente automática, hay un gran salto.

El cambio es aún mayor cuando se habla del cuatro nivel, donde el vehículo estaría funcionando completamente solo en todos los escenarios, a pesar de la presencia continua del conductor. El avance más significativo es el que propone el nivel más avanzado, la opción más futurista, en la que el conductor no estaría presente y el vehículo estaría completamente automatizado; un modelo de vehículo que ya está probando Volvo en Suecia, en entornos controlados, de baja velocidad y corta distancia.

Un reciente artículo predice que “la automatización podría hacer desaparecer más de 1.7 millones de empleos de conducción de camiones en la próxima década”.

En cualquier caso, mucho antes de que los robots se hagan cargo de todas las tareas de conducción, la tecnología autónoma realmente ayudará a los conductores humanos. Los camiones autónomos disfrutarán de ventajas como los sistemas para evitar colisiones, el control de estabilidad o las advertencias de abandono de carril, avances que conseguirán que conducir uno de estos vehículos sea más seguro y eficiente.

 

Créditos fotográficos: metamorworks y Chesky_W

 

POST - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario