Big Data en la cadena de suministro supone un cambio a casi todos los niveles. Por ejemplo, cuando se cuenta con los canales de información adecuados, la logística se beneficia de la posibilidad de optimizar el enrutamiento, simplificar las funciones de fábrica y dar una mayor transparencia a las operaciones.

Según el “Third Party Logistics Study” de Capgemini, el 98% de los 3PL que participaron en el estudio aseguraron que la toma de decisiones mejorada basada en datos es “esencial para el éxito futuro de las actividades y procesos de la cadena de suministro“. Además, el 81% de los transportistas y el 86% de los 3PL encuestados afirmaron que el uso de grandes datos de manera efectiva se convertirá en “una competencia central en la organización de sus cadenas de suministro“.

¿Cuenta tu supply chain con los canales de información que te guiarán hacia las mejores decisiones? ¿Tienes acceso a los datos que pueden obrar el cambio?

Canales de información en logística

No sólo de Big Data vive supply chain. Porque, sí, los datos son los que encierran el valor, pero la misma importancia tienen las fuentes de información y las formas de conectarnos con ellas. El aprovechamiento de los grandes datos requiere una gran cantidad de fuentes de información de alta calidad para funcionar de manera efectiva. Y ¿de dónde viene toda esa información?

Hasta hace no demasiado, procedía de la evaluación de las propias operaciones y del benchmarking. Sin embargo, esta visión limitada tenía los días contados.

 

TEXT - TOFU - Estrategia de Operaciones

 

En la actualidad, las cadenas de suministro globales recurren a una amplia variedad de fuentes de datos, entre las que se encuentran:

  • Los datos empresariales tradicionales procedentes de los sistemas operativos.
  • Datos de tráfico y clima, que llegan de sensores, monitores y sistemas de pronóstico.
  • Información de los diagnósticos del vehículo, patrones de conducción e información de ubicación GPS.
  • Previsiones financieras de negocio y pronósticos de mercado.
  • Datos de respuesta publicitaria, que se pueden extraer de las redes sociales, de blogs y foros de opinión.
  • Datos de patrón de navegación del sitio web.

Se puede afirmar que existen muchas formas distintas de alimentar los sistemas de conocimiento de la empresa, tantas como canales de información se puedan habilitar. La suma de todos estos esfuerzos, apoyados por los avances tecnológicos, conducirán a niveles de optimización previamente inimaginables en la fabricación, la logística, el almacenamiento y, también, en la entrega en la última milla.

El futuro es brillante para las empresas de logística que están dispuestas a aprovechar el big data y que, además de contar con el talento en su organización, y de haber implementado un plan de desarrollo de capacidades para adaptarse a los nuevos tiempos, pueden explotar el potencial de los canales de información a los que tienen acceso y de los datos que de ellos obtienen gracias a:

  • Herramientas de inteligencia de negocios.
  • Soluciones de calidad de datos, gobierno de datos, gestión de datos maestros y de metadatos.
  • Softwares de analítica avanzada.
  • Algoritmos de aprendizaje automático.
  • Sensores del IoT.
  • Estrategias del internet físico.

Reducir costes, impulsar la eficiencia y mejorar la experiencia del cliente es una cuestión de datos. Cuando se habilitan los canales de información y se es consciente de sus posibilidades, la cadena de suministro queda lista para reducir las ineficiencias en la entrega de última milla, proporcionar más transparencia a los consumidores, optimizar las entregas, proteger la calidad de los productos y automatizar procesos. ¿Cuenta tu organización con el talento necesario para extraer el valor que encierran los datos?

 

Créditos fotográficos: chombosan y solarseven

 

POST - TOFU - Estrategia de operaciones