El coaching de equipos es un proceso de acompañamiento diseñado para extraer lo mejor de cada uno de los individuos que componen un grupo de trabajo. Esta disciplina hace referencia a una evolución, no se trata de algo puntual y tampoco equivale a la suma del mentoring individual de cada miembro del equipo.

coaching de equipos

Créditos fotográficos: istock Andrey Popov

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre profesionales de la logística

TEXT - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]

A través del coaching de equipos se desarrollan las habilidades de cada persona, la conciencia de equipo y la capacidad de aprendizaje en conjunto con el objetivo de ayudar a que se consigan las metas planteadas. Este tipo de dinámicas facilitan la configuración de un grupo de personas más eficaz, eficiente y enfocado en alcanzar los objetivos de desempeño acordados.

Sin embargo, pese a que muchas organizaciones invierten en coaching ejecutivo para gerentes y líderes de forma individual, son relativamente pocas las que han comprendido el potencial del coaching de equipos, el que mayor y más inmediato impacto tiene en el desempeño organizacional

Cómo es el proceso de coaching de equipos

Un programa de coaching de equipos siempre ha de personalizarse. El plan de aprendizaje debe hacerse a medida y contar con un diseño específico. En cualquier caso, un proceso completo debería, al menos, incluir las siguientes fases:

1. Planteamiento: comenzando por la definición de objetivos y metas, hay que plantear la dirección que seguirá el proceso de coaching de equipos. Una vez que se cuente con esta información es posible diseñar el programa de desarrollo del grupo. La transparencia es fundamental en esta fase, ya que de ella dependerán los resultados finales.

2. Conocimiento: cuando ya se conocen las metas generales, hay que asegurarse de comprender también los objetivos personales de cada miembro del equipo. Suele ser interesante en esta etapa el programar sesiones individuales a fin de profundizar en las necesidades y perspectivas de cada persona.

3. Despliegue: la puesta en marcha de un programa de coaching de equipos requiere de una buena comunicación. Para asegurar el éxito de la iniciativa conviene planificar una sesión conjunta de carácter informativo donde se dejen claros los objetivos del programa y se despejen las dudas que puedan surgir.

4. Seguimiento: la observación del proceso y su desarrollo requiere de monitorización. Lo más efectivo es que el progreso sea valorado desde todos los ángulos, para lo que se pueden emplear herramientas de evaluación 360 simplificadas. Este seguimiento permitirá detectar desviaciones y actuar a tiempo para ganar un mejor ajuste con los objetivos planteados.

5. Revisión: la revisión periódica de las necesidades de aprendizaje y desarrollo que entran el proceso de coaching de equipos garantiza el desarrollo sostenible en el futuro, ya que las circunstancias cambian y es preciso adaptarse a cada nuevo escenario.

Como complemento a un programa de este tipo se pueden programar sesiones individuales, que pueden ser ofrecidas a los miembros del equipo para reforzar el proceso, ayudándoles a entender mejor el progreso y dando un apoyo extra al desarrollo individual. Además, es recomendable incluir en el diseño del proceso dinámicas de apoyo adicional de coaching para el líder del equipo, que mejoren sus capacidades de liderazgo.

Post relacionados:

POST - TOFU - Profesionales más buscados [Duplicate]