Cómo aplicar la teoría de las restricciones a la gestión de la cadena de suministro

¿Te imaginas dónde puede fallar tu cadena de suministro? ¿Conoces cuál es el eslabón más débil de supply chain? Una respuesta afirmativa a estas dos cuestiones te permite minimizar la incertidumbre y enfrentarte al futuro con altas probabilidades de éxito. Sin embargo, contestar a estas preguntas no es tan sencillo. ¿Conoces la teoría de las restricciones?

Una cadena de suministro es tan fuerte y eficiente como su componente más débil e ineficiente. La fortaleza de un único vínculo puede dictar la efectividad y el éxito final de todo el sistema. Por eso, si se quiere aumentar el beneficio de la cadena de suministro, hay que poner el foco en descubrir los enlaces más débiles y una de las formas de lograrlo es aplicando la teoría de las restricciones.

 

Teoría de las restricciones: los 5 pasos de su aplicación a supply chain

Según la teoría de las restricciones, cada sistema puede contar con, al menos, una restricción que lo limite. Esta restricción le impediría incrementar su rendimiento, por lo que la productividad se vería comprometida y los resultados quedarían afectados.

 

Tendencias de futuro: Supply Chain

 

Pero ¿qué es una limitación? Para la teoría de las restricciones, bajo esta denominación se puede agrupar cualquier impedimento que obstaculice el progreso de la organización o la consecución de un mayor rendimiento. En el contexto de la cadena de suministro las limitaciones la alejarían de lograr sus objetivos de eficacia y eficiencia, a pesar de los esfuerzos.

Así, cuando los responsables de supply chain no aciertan a gestionar esta restricción, la situación desemboca en una disminución significativa de la productividad de los procesos. Desaceleración de la producción, latencias en la distribución y retrasos en la entrega podrían dibujar uno de los escenarios más habituales.

Todo suele comenzar con un hecho que desencadena la pérdida de efectividad. En ocasiones, se trata de la escasez de productos que dificultan que el minorista pueda satisfacer las necesidades del cliente y, en consecuencia, la experiencia de servicio queda deteriorada.

¿Cuál es el eslabón más débil de la cadena? Evaluar cada componente, cada función, resulta indispensable para averiguar si la limitación tiene que ver con:

  • La capacidad de producción del proveedor.
  • La sincronización en el muelle de abastecimiento.
  • La gestión del almacén.
  • La eficiencia del transporte.

Una vez se determine el elemento con el potencial de afectar a toda la cadena, hay que actuar. Poner medidas puede pasar por:

  • Establecer amortiguadores, por ejemplo, asociados a la función de inventario.
  • Externalizar servicios.
  • Implementar tecnología.
  • Reclutar talento.

El objetivo de las medidas correctoras debe ser proteger contra la variabilidad y reducir la incertidumbre. De esta forma, se asegura la mejora continua de los procesos de la cadena de suministro.

El éxito en supply chain está muy relacionado con la aplicación de la teoría de las restricciones y, si aún no la empleas en tu gestión, todavía estás a tiempo de hacerlo, siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Identificar el eslabón más débil en la cadena de suministro.
  2. Decidir cómo extraer oportunidad del problema, determinando cómo aprovechar al máximo el eslabón más débil sin necesidad de incurrir en cambios potencialmente costosos.
  3. Ajustar el resto de los procesos de la cadena de suministro para permitir que la restricción funcione con la máxima eficacia.
  4. Tratar de eliminar la limitación, en la medida de lo posible.
  5. Seguir buscando nuevas restricciones para mejorar continuamente el rendimiento de la cadena de suministro.

 

¿Te imaginabas las ventajas de la teoría de las restricciones para supply chain? ¿Cómo crees que puede cambiar tu cadena de suministro?

Créditos fotográficos: SIphotography / frankpeters

 

Tendencias del futuro Supply Chain 2020


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario