La selección de empresas de logística no se limita al campo de las 3PL. La amplitud de esta industria hace que sus principales actores puedan cubrir y especializarse en una amplia gama de servicios que tienen un impacto significativo en el modo en que un producto llega del fabricante al destinatario final.

Conocer los diferentes tipos de empresas de logística y los servicios que ofrecen es la mejor forma de entender cómo pueden afectar al negocio o los clientes, antes de perfeccionar el contrato con alguna de ellas.

 

Qué empresas de logística convienen más a mi negocio

A grandes rasgos, se podría decir que hay empresas de logística especializadas en tres grupos de actividad:

  1. Almacenamiento: mientras que algunas compañías eligen tener sus propios almacenes independientes, muchas trabajan con proveedores 3PL. La elección de empresas de logística en este caso obedece a una decisión basada en la rentabilidad financiera o en las posibilidades del negocio. Cuando se contrata a una compañía externa para ocuparse de la recepción de mercancía, su almacén y envío se está eliminando la necesidad de tener que hacer frente al coste y la responsabilidad de gestionar un almacén completo por cuenta propia. Supone una alternativa más flexible que facilita un mejor control sobre el gasto asociado a esta función.
  2. Transporte: en ocasiones, el transporte de mercancías puede implicar una combinación de vehículos: camiones, trenes y buques de carga, entre otros. Se trata de un campo complejo y en constante cambio. Recurrir a una empresa de logística simplifica la gestión y evita problemas originados por las continuas fluctuaciones en la demanda, la escasez de mano de obra o la presión asociada a los plazos de envío.
  3. Coordinación: garantizar que todos estos servicios y otros asociados con la logística fluyan sin problemas requiere una gran coordinación, organización y una excelente gestión del tiempo. No todas las cadenas de suministro cuentan con el talento y las capacidades necesarias para garantizar la eficiencia y, en esos casos, apostar por empresas de logística es la mejor decisión. Estos socios logísticos cuentan con la tecnología, la experiencia, los contactos y los profesionales que garantizan un servicio al cliente impecable, pudiendo llegar a donde de otra forma sería imposible.

El método ensayo – error no es válido en un entorno tan competitivo como el de la cadena de suministro. Cometer un fallo puede suponer perder posicionamiento y quedar desplazado. En tiempos de social media, cualquier acción o imprudencia magnifican su repercusión, por lo que merece la pena avanzar sobre seguro.

 

TEXT - TOFU - e-Logistics

 

No obstante, a la hora de elegir empresas de logística hay que tener en cuenta que no todas ofrecen los mismos servicios. Tampoco son parecidos los modelos de negocio que resultan de la asociación, así, se pueden encontrar:

  • 4PL (Fourth-Party Logistics Provider): se trata de un modelo de asociación basado en la generación de valor. Normalmente, estas empresas de logística se constituyen como socios de supply chain y, desde esta posición, ofrecen servicios avanzados que va desde la generación y mantenimiento de relaciones estratégicas, a la puesta disposición de capacidades tecnológicas o la compartición de conocimiento.
  • LLP (Lead Logistics Provider): es un modelo contractual, donde se comparte el riesgo. Una empresa logística de este tipo puede gestionar a otras a niveles inferiores, convirtiéndose en el punto de contacto único con supply chain. Su principal valor es la integración tecnológica.
  • 3PL (Third-Party Logistics Provider): el contrato con una de las empresas de logística más frecuentemente utilizadas busca añadir valor a las operaciones, gracias a la mejor de capacidades que se consigue con la externalización.

¿Qué tipo de empresas de logística necesita tu cadena de suministro para ser más fuerte? ¿3PL, LLP o 4PL? ¿Cuál logrará que tu negocio sea invencible?

 

Créditos fotográficos: ankabala / AvigatorPhotographer

 

POST - TOFU - e-Logistics