La previsión de flujo de caja puede asegurar que hay suficiente efectivo para mantener a flote la compañía. Pero, para que esta liquidez sea una realidad hace falta ejercer un control adecuado sobre las cuentas con deudores, acreedores y proveedores. La tecnología se pone del lado de los empresarios aportándoles seguridad, al impulsar sus capacidades analíticas con soluciones de última generación. La llegada del análisis avanzado optimiza la gestión de acreedores y proveedores de la compañía, así como la de sus deudas, beneficiando sus finanzas.

 

Deudores, acreedores y proveedores: la tecnología que mejora tus capacidades predictivas

Proveedores poco confiables, acreedores a los que debe responderse en un plazo de tiempo que casi no deja margen de maniobra y deudores que se retrasan en el pago de las cantidades a abonar, reduciendo la liquidez de la empresa, son algunas de las realidades que complican la gestión financiera de un negocio.

No basta con reaccionar ante las circunstancias, sino que, en un entorno de mercado tan dinámico como es el actual, es preciso tomar el control de la situación. El pronóstico ayuda a lograrlo, pero necesita apoyarse en el análisis predictivo para crear proyecciones sólidas.

 

TEXT - TOFU - Evaluación y gestión de riesgos

 

Créditos fotográficos: Photobuay

La analítica predictiva hace posible construir una imagen más precisa de lo que le futuro puede deparar al negocio en materia de deudores, acreedores y proveedores. Por ejemplo, en lo que respecta a los primeros, el análisis de datos permite:

  1. Profundizar en los patrones de comportamiento de pago.
  2. Extraer conocimientos precisos basados ​​en análisis inteligentes.
  3. Usar este conocimiento para la calificación de crédito, establecer límites de crédito y gestionar el riesgo.
  4. Desarrollar estrategias que maximicen los rendimientos de cada grupo de clientes o deudores.

De la precisión en el conocimiento se desprende la disminución del nivel de riesgo y la mejora de la gestión de deudores, acreedores y proveedores. Una de las aplicaciones de la analítica de última generación se basa en el estudio de tendencias.

La investigación de datos transaccionales se completa al comparar los parámetros obtenidos con los resultados del análisis de registros históricos. Este tipo de procedimientos son muy necesarios hoy día, desde el punto de vista financiero, ya que, al actualizar el pronóstico de flujo de efectivo a diario, ayudan a identificar nuevas amenazas por adelantado.

Una vez se conocen los riesgos a los que puede quedar expuesto el negocio, es más sencillo introducir variaciones en la estrategia para ganar en ajuste con los escenarios futuros. De esta forma, los responsables de administrar el capital de la empresa pueden:

  • Predecir el futuro para minimizar el riesgo. El análisis predictivo permite detectar patrones en datos del pasado y utilizarlos para predecir resultados futuros. Al estudiar los históricos de cuentas se puede ver cuándo se han encontrado problemas anteriormente y decidir si es probable que vuelva a producirse una situación similar. La diferencia es que, cuando se han desarrollado las capacidades analíticas adecuadas, se puede reaccionar a tiempo ante un descenso estacional en los ingresos o un período del año en el que los gastos repentinos se disparan. Estar al tanto de estos eventos desestabilizadores permite optimizar la estrategia de gestión del riesgo y el crédito, maximizando el flujo de efectivo, a la vez que se cumplen las obligaciones contraídas con los acreedores.
  • Ser más proactivos. Al adquirir una perspectiva más amplia, la gestión de proveedores mejora y las decisiones se adelantan a la aparición de problemas. Selección de nuevas fuentes de abastecimiento para sustituir a otras que no garantizan los resultados esperados, búsqueda de otras complementarias para reforzar el suministro en épocas de picos de ventas y definición de políticas y normas para marcar los límites de la relación son algunas de las opciones que se abren ante quienes saben aprovechar sus datos para ganar en conocimiento.
  • Ahorrar tiempo. Ya no es necesario invertir días o semanas en realizar un pronóstico fiable de deudores, acreedores y proveedores, sino que, en cuestión de segundos puede accederse a toda la información que se precisa. La digitalización agiliza esta tarea, haciéndola más eficiente, eliminando errores y permitiendo que el negocio emplee el tiempo disponible en ajustar los procesos y actualizar la estrategia.

 

La gran cantidad de datos que puede recopilarse la actualidad sobre clientes, proveedores y acreedores, así como acerca de otras áreas importantes del negocio, ofrece una gran oportunidad para mejorar la capacidad de pronóstico financiero. ¿Cuenta tu empresa con el software de análisis predictivo adecuado? Ésta y otras elecciones te resultarán mucho más sencillas tras cursar el Máster en Business Intelligence de EAE.

 

POST - TOFU - Evaluación y gestión de riesgos


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)