Cómo tramitar un certificado fitosanitario internacional para las exportaciones

Todas las empresas de logística, cadenas de suministro, transitarios, distribuidores y agentes de aduanas tienen que saber qué es un certificado fitosanitario y cómo tramitar uno adecuadamente para cumplir con todos los requisitos y normas de comercio internacional.

Evita las irregularidades del transporte de mercancías y minimiza todas las incidencias que puedan ocurrir durante este proceso.

La Convención Internacional de Protección Fitosanitaria es el tratado multilateral reconocido por 181 países y por el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Fitosanitarias de la OMC. De ahí surgió la normativa internacional  para evitar la propagación de plagas con el comercio internacional. Por tanto, hay que tener en cuenta todos los requisitos a seguir como acreditación fitosanitaria para los envíos internacionales de plantas, productos vegetales u otros productos de origen vegetal. Estas medidas son de gran importancia a la hora de evitar la propagación de plagas, insectos o parásitos y certificar el buen estado de la mercancía en operaciones de comercio exterior.

TEXT - TOFU - Indicadores mejora CdS

Qué es y cómo obtener un Certificado Fitosanitario Internacional

El Certificado Fitosanitario es el documento que acredita que la mercancía que se va a importar/exportar está libre de plagas, insectos o parásitos y cumple con las normativas fitosanitaria. También se emplea como prueba que certifica que los embalajes y envases que son empleados para el transporte de mercancías, como es el caso de las cajas o palets, están libres de plagas y cumplen con las condiciones del país importador.

La Directiva 2000/29/CE, contemplada en el Real Decreto 58/2005, es la que regula la entrada de productos vegetales en los estados miembros de la Unión Europea, un modelo autorizado por la ONPF (Organización Nacional de Protección Fitosanitaria) de cada estado. 

Los productos que requieren esta certificación son plantas, tubérculos, bulbos, semillas, flores, granos, frutas y hortalizas. Pero también puede requerirse para ciertos productos vegetales ya elaborados, como la madera o el algodón o aquellos productos que se consideran un potencial riesgo para la propagación de plagas.

Este documento tiene una validez de 60 días desde la fecha de expedición, lo que permite cubrir sobradamente los periodos establecidos para el transporte internacional de mercancías.

certificado fitosanitario

Dónde se emite

Antes de llegar al despacho aduanero de exportación o de importación, hay que contar con el certificado fitosanitario. Este documento se emite y autoriza por la Organización Nacional de Protección Fitosanitaria, que en España es a través del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Ahora bien,  para ello, lo primero es saber si el país de destino requiere de este certificado o cuáles son las normativas fitosanitarias al respecto. En las bases de la página web del ministerio puedes comprobarlo, al igual que en el directorio del Ministerio en el exterior puedes consultar si existe acuerdo bilateral para la exportación. En el caso de que haya un determinado protocolo de exportación de España con el país destino para los productos a exportar, también puedes consultar las condiciones exigidas en la Subdirección General de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera.

Cómo tramitar un certificado fitosanitario internacional

La empresa exportadora es la entidad responsable de solicitar el certificado fitosanitario y ponerse en contacto con los Servicios e Inspección de Sanidad Vegetal de la zona donde parte la mercancía para gestionar los trámites pertinentes.

El procedimiento, a solicitud de la empresa que lo necesite, sigue una serie de gestiones administrativas que están vinculadas a los requisitos de la ONPF del país destino. Estos pueden incluir: controles e inspecciones fitosanitarias, certificación de los lugares de producción, almacenes o plantas empacadoras, colocación de precintos, certificación de tratamiento de frío, etc. Todo depende de las normativas fitosanitarias de dichos productos en los países donde se va a exportar.

En España, dentro del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Subdirección General de Sanidad e Higiene Vegetal y Forestal es la que se encarga de declarar los certificados fitosanitarios inválidos en el caso en el que se observen algunas irregularidades. Entre ellas, que la información sea falsa o errónea, se trate de productos prohibidos en el país destino, la validez del documento ya haya expirado, que el contenido resulta ilegible o esté incompleto.

POST - TOFU - Indicadores mejora CdS


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario