Formación en logística: 3 formas de evitar errores de envío

La formación en logística aporta, entre otras, las capacidades necesarias para evitar algunos de los inconvenientes que pueden afectar al curso normal de las operaciones de la cadena de suministro. Los problemas de envío son uno de ellos y, aunque es prácticamente imposible prevenirlos todos, sí que se puede evitar la mayoría de ellos cuando se cuenta con la visión y el conocimiento adecuados.

formación en logística

Fallos de envío que evita la formación en logística

En las siguientes líneas repasaremos algunos de los problemas más comunes relacionados con el envío y veremos cómo la formación en logística es la clave puede contribuir a evitarlos.

  • Un embalaje incorrecto. Un embalaje adecuado es la clave para la entrega segura de los productos. Si bien el manejo cuidadoso es importante para prevenir artículos dañados, los problemas de envío pueden ocurrir si el proceso de empaquetado no se lleva a cabo de forma correcta. En este caso, la formación en logística es clave, ya que ayuda a aplicar las prácticas más seguras para evitar problemas de envío, como artículos dañados. Gracias a esta formación aprenderás a:
    • Evitar rellenar las cajas demasiado, ya que apretando los artículos se puede dañar o distorsionar los materiales, o no lo suficiente, lo que no protegerá el producto.
    • Elegir cajas adecuadas para el tamaño de la mercancía: si son muy grandes, podría ‘bailar’ en su interior y estropearse, y si son muy pequeñas, pueden romperse. 
    • Saber colocar los productos de forma correcta dentro de los paquetes y tener en cuenta que si están empaquetados de forma demasiado flexible pueden cambiar de distribución y dañarse de todos modos.
    • Considerar el refuerzo del paquete para ciertos artículos con formas irregulares.
    • Decidir qué elementos utilizar para proteger mercancía frágil: papel de burbuja, film de espuma…
    • Emplear la cantidad adecuada de cinta adhesiva
    • No exceder las especificaciones de peso de las cajas, para evitar que cedan
    • Reutilizar las cajas de forma correcta para reciclar, pero sin comprometer la calidad de las mismas
  • La recepción de mercancía errónea o la compra de productos no disponibles. Con un flujo de tráfico grande de productos a los clientes, especialmente en momentos de pico durante el año, inevitablemente se cometen errores. A los fallos humanos hay que sumar otros, como los causados por un sitio web que gestiona incorrectamente las órdenes de compra, por ejemplo. No importa cuál sea la causa, pues cuando un cliente no recibe el artículo que compró, su satisfacción desciende bruscamente. Esto puede suceder por diversos motivos:
    • Que un artículo esté agotado o descatalogado y el sitio web no lo refleje.
    • Que el cliente reciba un artículo incorrecto.
    • Que, al devolver un producto, sea imposible entregar el nuevo que solicita el cliente a cambio.

La formación en logística previene este tipo de situaciones, ya que ayuda a entender la importancia de mantener el sitio web actualizado, para que los clientes siempre obtengan exactamente lo que esperan.

  • Retrasos en el envío

A veces hay circunstancias que impiden la llegada puntual de un paquete al cliente. Se trata de un factor habitual de descontento entre los consumidores que podría evitarse, y que se debe a factores como: 

    • La congestión de la circulación en carretera y en los grandes núcleos urbanos
    • Una mala gestión u optimización de las rutas
    • Festivos y huelgas
    • La meteorología

La experiencia permite a los responsables de la cadena de suministro conocer qué condiciones pueden causar retrasos o qué fechas de entrega pueden presentar problemas, entre otras circunstancias. Quienes se han preparado con una buena formación en logística saben lo importante que es emplear los medios a su alcance para programar específicamente las entregas y monitorizar su progreso. Esta planificación podría aliviar cualquier retraso y el seguimiento permitiría reaccionar a tiempo aportando una solución a los problemas que pudieran presentarse.

En el día a día de las operaciones de la cadena de suministro se presentan muchos más inconvenientes que afectan a las entregas. La formación en logística es la clave para poder solucionarlos antes de que se produzcan o, al menos, minimizar sus consecuencias negativas para la empresa y sus clientes.

POST - TOFU - Formación para la carrera en Supply Chain


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario