El cumplimiento, o e – fulfillment, es una de las claves del éxito de cualquier empresa con e-commerce. Si bien cerca del 74% de PYMES todavía carecen de comercio electrónico (SmallBizTrends), a día de hoy existen entre 12 y 24 millones de tiendas online (DigitalCommerce360) y más de 1,77 billones de compradores online (statista) que, para elegir donde adquirir el producto que necesitan atienden a tres factores principalmente (CpcStrategy):

  1. Precio del ítem.
  2. Coste y velocidad del transporte.
  3. Ofertas y descuentos aplicables.

 

TEXT - TOFU - Tendencias de futuro SC 2020

 

¿Puede tu negocio entregar en menos de 48 horas? ¿Podría asumir los costes de transporte para que la entrega al consumidor no le implique ningún gasto extra?

 

Amazon, una opción a considerar en tu estrategia de e – fulfillment

Paquetes con daños, entregas con retraso, pedidos extraviados… son situaciones que pueden plantearse a un negocio y que, muy probablemente, terminen costándole uno o varios clientes.

El e – fulfillment resulta determinante para evitar verse en estas circunstancias y, debido a la complejidad intrínseca a la gestión del cumplimiento, dado que puede resultar relativamente sencillo cometer errores en línea y, sobre todo, cuando la afluencia de pedidos termina abrumando las propias capacidades; muchas compañías se ven forzadas a tomar una decisión drástica: externalizar.

El outsourcing del e – fulfillment permite minimizar los errores, así como reducir el riesgo de perder clientes o perder posicionamiento en el mercado. Aunque existen muchas opciones de 3PL, son muchos los empresarios que, inspirados por el éxito de Amazon, deciden contratar sus servicios de cumplimiento.

La logística de Amazon permite que los clientes puedan beneficiarse de:

  • Entregas gratuitas.
  • Pedidos a su disposición en un máximo de 48 horas.
  • Un sistema de devolución cómodo y fiable.

Las ventajas son igual de atractivas en el lado de la empresa ya que, al registrarse y abrir una cuenta de vendedor de Amazon.com:

  • Se impulsa el crecimiento del negocio, posibilitando el alcance de nuevos segmentos y mercados.
  • La gestión de inventario se simplifica, puesto que los centros de cumplimiento de Amazon se construyen pensando en ese stock, sin que exista un mínimo en el número de unidades que hay que enviar.
  • Aumenta la proporción de tiempo que puede dedicarse a tareas estratégicas y más relevantes, puesto que todas las tareas relacionadas con el e – fulfillment están cubiertas por Amazon.
  • A través de la misma plataforma es posible satisfacer pedidos de otros canales, gracias a la opción Multi-Channel Fulfillment, que permite recurrir al inventario almacenado en los centros de cumplimiento de Amazon.
  • La rentabilidad de las operaciones aumenta sin que ello suponga un incremento en la complejidad de la gestión.
  • La escalabilidad es otra de las ventajas, ya que sólo hay que pagar en función del espacio de almacenaje utilizado y el número total de pedidos que Amazon se encarga de gestionar.

Si estás pensando en externalizar tu e- fulfillment, puedes recurrir a Amazon o buscar entre otros proveedores como RedStag Fulfillment, ShipBob, FulfillmentCompanies, DHL o FCC, entre otros.

¿Consideras el outsourcing como una opción para ganar ventaja competitiva y mejorar el servicio al cliente?

 

POST - TOFU - Tendencias de futuro