Las empresas sostenibles necesitan que sus cadenas de suministro se alineen, de extremo a extremo, con estos principios. No existe otra forma de lograr alcanzar objetivos a la vez que se cumple con las expectativas de los consumidores. El cumplimiento regulatorio es sólo un pequeño porcentaje de la motivación de los líderes de supply chain, que no quieren que sus organizaciones se identifiquen con la explotación de recursos, la contaminación del agua o el trabajo infantil.

Créditos fotográficos: anyaberkut

La transparencia es el primer paso para poder gestionar las operaciones desde un comportamiento corporativo responsable, el que impulsa la ventaja competitiva de las empresas sostenibles en el tiempo, en vez de limitarse a cubrir necesidades a corto plazo.

 

TEXT - TOFU - Sostenibilidad SC

 

Empresas sostenibles y conscientes: un plan de futuro

A diferencia de lo sucedido con compañías como Google, Volkswagen o Uber; Unilever, Nestlé y Procter&Gamble; protagonistas de escándalos relacionados con una mala gestión ambiental, laboral o un pobre desempeño social, las cadenas de suministro que dan soporte a empresas sostenibles deben conocer el modo de integrar la sostenibilidad a largo plazo para impulsar su resiliencia y evitar el riesgo de perder alineación con los principios de la ética o el respeto al medio ambiente.

Existen diferentes formas de lograrlo, aunque algunas de las más efectivas son las siguientes:

 

  1. Impulsar el crecimiento de los socios de la red

Las empresas sostenibles con visión de futuro no descartan opciones ante la primera pérdida de alineación. Hacerlo sólo contribuye al estrechamiento de la base de proveedores, que implica, entre otras consecuencias, un aumento de los costes de abastecimiento. Precisamente esto es lo que hacen muchas empresas, que imponen a sus socios normas éticas y ambientales y dan por finalizadas las relaciones con quienes no las cumplen.

Para poder aplicar este tipo de políticas, se ven forzadas a aumentar la frecuencia e intensidad de las auditorías, poniendo a los proveedores en una situación complicada que les lleva, en ocasiones, a falsear resultados ante el riesgo de perder parte de su negocio.

Si bien es cierto que la imposición de normas ayuda a elevar los estándares, la solución ante el incumplimiento, o la sospecha del mismo, no debe ser el poner fin a un contrato. Existen medios para hacer que se pueda llegar a una situación win win, como los siguientes:

  • Minimizar la carga de cumplimiento, diseñando un plan progresivo que se aborde desde un enfoque iterativo.
  • Reducir la presión de las auditorías y controles facilitando la compartición de datos actualizados a través de un software que automatice el proceso o de una plataforma de trabajo común.
  • Apoyar a los proveedores que desean alinearse con los principios de las empresas sostenibles colaborando con ellos e identificando oportunidades de generación de valor compartido.

 

  1. Apostar por la sostenibilidad y lograr que los socios y proveedores avancen hacia ese mismo modelo de negocio

Si una empresa hace esta transformación cultural e incorpora nuevas mejores prácticas, pero los socios de su red continúan sin introducir mejoras en sus procesos, operaciones y decisiones; terminarán arrastrando con ellos a todos los componentes de supply chain.

Se trata de una responsabilidad de todos, ya que las cadenas de suministro sostenibles no pueden alcanzarse sin el compromiso de la organización al completo. En este plan, el papel del área de compras aumenta de relevancia, ya que allí estarán quienes se encarguen de monitorizar el desempeño de los proveedores y evaluarlo en función de los estándares fijados. También es importante la función del equipo de marketing y comunicaciones, que contribuirá a informar con transparencia y dar visibilidad a las iniciativas sostenibles llevadas a cabo por la compañía.

Para que se produzca el cambio de mentalidad necesario, el liderazgo debe demostrar la sostenibilidad como un valor para toda la empresa, dedicarle recursos y garantizar que todos los empleados participan activamente en la consecución de las nuevas metas. A la vez, deberá ser consciente de los riesgos a los que se enfrentan las empresas sostenibles y los nuevos enfoques de compras y abastecimiento que, muchas veces, son el primer paso crítico hacia la construcción de un cambio duradero.

En esta transición puede ser necesario dejar de lado el coste como objetivo prioritario en las evaluaciones de desempeño. Será preciso introducir nuevos KPIs que respondan a las cuestiones que los consumidores y la propia organización se lancen acerca de los horarios y condiciones de trabajo, el perfil de la mano de obra o el origen de las materias primas.

 

  1. No mantenga sus esfuerzos de sostenibilidad para usted mismo

La transparencia es una de las cualidades que diferencia a las empresas sostenibles y sus cadenas de suministro de la competencia. Si bien, en vez de ver la comunicación como una herramienta para informar acerca de los logros conseguidos en esta materia, algunas compañías muestran su reticencia a esta forma de compartir información que revele los pasos que se dan en su estrategia de sostenibilidad. El motivo es que encuentran que aún no están lo suficientemente avanzados, con respecto a otros ejemplos, o que creen que podrían proyectar una imagen negativa, que terminase perjudicándoles.

Nada más lejos de la realidad. No hace falta que el supply chain sea sostenible al cien por cien para empezar a comunicar los avances en este área. De hecho, existen muy pocas organizaciones que puedan presumir de una cadena de suministro así de consciente.

La forma de perder el miedo a la comunicación es comenzar llevando a cabo una evaluación de sostenibilidad que incluya, con sólo a la empresa, sino también a sus principales socios estratégicos. De esta forma, se conoce el punto de partida y resulta más sencillo elaborar un plan y definir objetivos.

Comunicar los éxitos y también los fracasos en esta nueva iniciativa estratégica permite:

  • Abrirse las puertas a nuevas oportunidades de colaboración.
  • Mejorar la imagen de la empresa en el mercado.
  • Ganar la confianza de los consumidores, que ven sus esfuerzos expresados con transparencia y reconocen su compromiso real con la sostenibilidad.

Las empresas sostenibles viajan en un continuo cambio a mejor, que las hace más conscientes, más eficientes y más cercanas. Entender que este enfoque es la forma más efectiva de crear valor es aceptar que no es posible esperar resultados inmediatos. Así lo han hecho empresas como Whole Foods, Nike, Apple o Puma, entre otras.

¿Será tu organización la siguiente en destacar en el grupo de empresas sostenibles que lideran su sector?

 

POST - TOFU - Sostenibilidad SC