Etiquetas mercancías peligrosas: qué tener en cuenta

A la hora de realizar el transporte de mercancías hay una variable que nos puede ayudar mucho por la cantidad de información que nos aporta: las etiquetas

Más allá de temas de trazabilidad, el etiquetado de mercancías nos puede ayudar a saber qué tipo de transporte es el adecuado para ese producto o cómo hay que manejarlo de manera correcta. Sin lugar a dudas, en el caso de mercancías peligrosas, las etiquetas toman especial relevancia. 

 

Mercancías peligrosas: etiquetas, ¿cómo se emplean?

Cuando estamos transportando mercancías peligrosas las etiquetas nos aportan mucha información sobre el tipo de mercancía, las características de la misma y, sobre todo, los riesgos que se puede llegar a producir. 

Existen muchos tipos de etiquetas diferentes en lo que a mercancías peligrosas se refiere. Es tal la variedad de etiquetas que hay que hay que saber que éstas se dividen en clases y subdivisiones. 

 

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

 

Esta clasificación que estudiaremos más adelante, proviene de las regulaciones de las normativas de transporte ADR, RID, IMDG e IATA, haciendo que sea muy sencillo identificar el riesgos que existe. 

Concretamente, estas etiquetas suelen ser muy gráficas, ya que se representan de manera gráfica los riesgos asociados. En cuanto al tamaño de las etiquetas deberá ir en función del tamaño del bulto, eso sí, siempre respetando el tamaño mínimo para asegurar la visibilidad que, en condiciones normales, es de un rombo de tamaño 100 x 100 mm. En el caso de transporte de contenedores, el tamaño mínimo será de 250×250 mm.

 

Clases de etiquetas para mercancías peligrosas

Vamos a ver las clasificaciones que puedes encontrar de etiquetado para mercancías peligrosas. 

Clase 1: materias y objetos explosivos

Dentro de esta primera categoría encontraremos todos aquellos materiales o productos que tengan riesgo de explotar con el transporte o la manipulación de los mismos. Dentro de este grupo se pueden encontrar 6 subdivisiones. En todas ellas el etiquetado será de color naranja y se establecerá un número (1, 1.4,1.5 y 1.6) en función de la subdivisión que sea. 

Clase 2: gases

Dentro de este grupo encontramos los gases en todas sus formas. En el etiquetado de este tipo de material siempre podremos encontrar un 2 en la parte inferior pero, dependiendo de cuál de las tres subdivisiones a las que se haga referencia, podremos ver matices en las etiquetas. 

La primera subdivisión es gases inflamables al contacto con el color y se identificará la etiqueta con un color rojo. La segunda es Gases no inflamables no tóxicos y el color de la etiqueta será verde. Por último, Gases tóxicos contiene n su etiqueta el icono de la calavera en color negro sobre un fondo blanco.

Clase 3: materiales líquidos inflamables

Podrás identificar la etiqueta por su color rojo y el número 3 bajo del todo. Hace referencia a todo tipo de líquidos inflamables. 

Clase 4: sólidos inflamables y sustancias que pueden entrar en combustión espontánea

En las tres subcategorías aparecerá en la etiqueta el número 4 en la parte inferior de la mismas. 

  • Sólidos inflamables. Etiqueta con franjas rojas y blancas verticales. 
  • Sustancias que pueden sufrir combustión espontánea. La etiqueta es de color blanco en la mitad superior y rojo en la mitad inferior. 
  • Sustancias que pueden inflamarse al contacto con el agua. Etiqueta totalmente azul. 

Clase 5: sustancias comburentes y peróxidos orgánicos

En esta clase también podemos observar dos subcategorías: 

  • Sustancias comburentes. Etiqueta amarilla con el número 5.1 bajo del todo y el icono de una llama encima de un círculo en la parte superior de la etiqueta. 
  • Peróxidos orgánicos. Etiqueta con una llama en la parte superior cuyo fondo es de color rojo y, el número 5.2 en la parte inferior sobre un fondo amarillo.

Clase 6: materias tóxicas e infecciosas

También podemos diferenciar dos clases: 

  • Sustancias tóxicas que pueden provocar la muerte si se llegan a ingerir. Su etiquetado no deja dudas: una calavera sobre un fondo blanco y el número 6.
  • Sustancias infecciosas. La etiqueta es igual que la anterior pero se cambia la calavera por tres lunas superpuestas. 

Clase 7: sustancias radioactivas

Toda sustancia que se considere radioactiva debe ir acompañada de una etiqueta con el número 7 y el tipo de radioactividad que presente (I, II o III). 

Clase 8: sustancias corrosivas

Se entiende por sustancia corrosiva aquella que, al entrar en contacto, daña la piel. La etiqueta es blanca en la parte superior y  negra en la parte inferior. En la parte superior acompaña un dibujo de dos tubos de ensayo vertiendo contenido sobre una mano y sobre superficie y, en la parte inferior siempre podremos ver el número 8. 

Clase 9: sustancias con peligros diversos

La clase 9 engloba todos aquellos peligros que no han sido mencionados anteriormente. Puedes identificarla por una etiqueta blanca con rayas negras verticales en la parte superior y blanca en la parte inferior con un 9.

 

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario