Una parte esencial del plan de prevención de riesgos laborales de una empresa es la evaluación de riesgos. En este documento se busca estimar la magnitud de los riesgos imposibles de anular o evitar de alguna otra forma. Puede considerarse como una herramienta al servicio de la empresa, donde recoger todos los datos relativos a cada riesgo para poder ayudar a la toma de decisiones. A partir de lo especificado en la evaluación de riesgos se determinarán las acciones preventivas a aplicar y las medidas que debe ser adoptadas en cada caso.

iStock_000023569023_Small Créditos fotográficos: istock Grapix

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre las estrategias de colaboración en supply clain TEXT - TOFU - Colaboración SC

POST - TOFU - Colaboración cds [Duplicate]

La hora de la evaluación de riesgos

No existe un momento idóneo para llevar a cabo una evaluación de riesgos, sino que son varios en los que la Ley exige que se aplique este procedimiento de estimación de las condiciones de trabajo y valoración de su peligrosidad. En concreto, se trata de los siguientes:

1. Al inicio de la actividad o cuando dé comienzo el proyecto.

2. Cuando se produzcan cambios significativos en las condiciones de trabajo.

3. Cuando se incorporen nuevas tecnologías, maquinaria o equipos.

4. Cuando se produzcan variaciones en las instalaciones y lugares de trabajo.

5. Cada vez que un trabajador calificado como especialmente sensible se incorpore al proyecto o a la empresa.

6. Si se considera necesario, a la vista de los resultados de las revisiones periódicas.

7. En todo caso, si la salud de los trabajadores se ve dañada de alguna manera.

8. Siempre que exista normativa aplicable, disposición o acuerdo en vigor que lo exija.

La persona encargada de realizar la evaluación de riesgos debe contar con la formación y preparación técnica adecuada, tal y como queda definido en el Reglamento de los Servicios de Prevención (Real Decreto 39/1997). Este profesional puede formar parte de la plantilla de la empresa o provenir de una organización exterior a la organización, cuyos servicios se han contratado por ésta con dicha misión.

 

De qué se ocupa la evaluación de riesgos

El Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales suele ser la figura designada para llevar a cabo la evaluación de riesgos en la empresa. A lo largo de su análisis deberá proceder a la estimación de riesgos de cada puesto de trabajo (o tipo de trabajo, si se trata de un entorno de proyecto).

En su valoración no debe limitarse a atender a las condiciones de trabajo existentes (físicas, ergonómicas e higiénicas), sino que siempre deberá tener en cuenta las capacidades, condiciones y aptitudes del empleado que desempeña las tareas asignadas a ese puesto.

En la evaluación de riesgos laborales, además de la identificación de trabajadores especialmente sensibles o expuestos a riesgos de magnitud, se hará constar la estimación de riesgo de aspectos como:

  • Las instalaciones e infraestructuras.
  • Las condiciones y peculiaridades de los lugares de trabajo, prestando especial atención a cada área, local y zona.
  • Los equipos de trabajo existentes y las herramientas a disposición del personal.
  • Los agentes químicos, físicos y biológicos, tanto los que se utilicen en el trabajo, como los que se conserven almacenados en algún lugar de la empresa o la obra.
  • Las condiciones ergonómicas de los trabajos.
  • Las características organizacionales del trabajo.

 

Post relacionados:

Guía gratuita sobre las estrategias de colaboración en supply chain