Globalización, tecnología y externalización van de la mano. El outsourcing de compras es una de las opciones cada vez más y mejor valoradas por las empresas, que buscan una nueva fuente de ventaja competitiva a través del saber hacer de equipos de profesionales expertos en la gestión de compras y aprovisionamiento.

 

ID-100259340

Créditos fotográficos: “Outsourcing Blackboard Means Freelance Workers And Contractors” by Stuart Miles

Con outsourcing de compras o sin él

OUTSORCING DE COMPRAS GESTIÓN DE COMPRAS INTERNA
Tiempo Ahorro de tiempo. La empresa de outsourcing de compras libera a la organización que la contrata de todas las tareas relacionadas con la gestión de compras. Inversión considerable en tiempo dedicado a tareas administrativas, negociación con proveedores, transporte, resolución de conflictos y temas legales.
Expertise y recursos Su experiencia y preparación les permite ganar limpieza en las operaciones y liberarse de muchos de los costes indirectos que de otra forma se pueden generar. Falta de eficiencia en la resolución de situaciones complejas, retrasos y errores, que se traducen en gastos extra que podrían evitarse si se contase con los mejores expertos.
Velocidad El trabajo de un buen equipo de profesionales de outsourcing de compras puede producir un gran impacto positivo rápidamente. Su velocidad de acción se reduce al ser continuamente influenciada por cambios de prioridades, políticas internas, demandas de los clientes o la propia rutina.
Efectividad Ayuda a detectar y eliminar malos hábitos, desechar procesos ineficientes, aprovechar mejor las oportunidades y trabajar en un entorno de economía de recursos. Su eficiencia puede mejorar y ésta es la base para plantearse la opción el outsourcing de compras como alternativa para garantizar la sostenibilidad del negocio.
Creatividad e innovación Un soplo de aire fresco que se traduce en nuevas estrategias de negocio, procedimientos más efectivos o un modo más eficaz de abordar las tareas. Estancamiento del rendimiento, dificultad para pensar fuera de la caja y resistencia al cambio.

Para qué empresas es recomendable el outsourcing de compras

Para conocer si puede resultar beneficioso para el balance global de la compañía el optar por la alternativa de externalizar las compras, es interesante hacerse algunas preguntas antes:

  •  ¿Mejora el modelo de gestión implantado en la empresa actualmente?
  •  ¿Cuáles son las ventajas de decidirse por esta opción?
  •  ¿Es realista planear su aplicación a la función compras?
  •  ¿Es éste el momento de optar por el outsourcing de compras?
  •  ¿En qué mejorarán los resultados? ¿Qué nuevas oportunidades brindará?
  •  ¿En qué plazo de tiempo?

Cuando decantarse por el outsourcing de compras no aporte ningún beneficio extra, los plazos de rentabilidad sean demasiado largo igual, se prevea la aparición de problemas técnicos o discordancias o la decisión se entrecruce con alguna de las áreas de la cadena de valor del negocio la decisión más adecuada es permanecer igual y no externalizar.

Además, hay que tener en cuenta que, para lanzarse a la alternativa outsourcing de compras es necesario estar seguros de que es posible:

  •  Evaluar a los proveedores, analizar su oferta y medir su desempeño.
  •  Valorar la rentabilidad y la adecuación de la decisión.
  •  Aportar a la empresa de outsourcing un plan que incluya las actividades que se les atribuyen y un desglose de sus tareas.

Principales beneficios del outsourcing de compras

Las ventajas de externalizar la función de compras en una empresa son muchas. Las más importantes se resumen a continuación:

  •  Minimizar el riesgo: al mejorar las capacidades de evaluación y ampliar el plazo de respuesta.
  •  Disminuir costes: especialmente de gestión y administrativos, que se ven reducidos drásticamente.
  •  Optimizar la eficacia: al localizar proveedores en todos los mercados que se desee en base a los contactos de la empresa de outsourcing.
  •  Mejorar la competitividad: por la especialización, que proporciona mejores resultados y fortalece la posición de la empresa en el mercado, además de la ventaja en costes que se consigue al externalizar.

A la hora de apostar por esta opción, puede tomarse una alternativa a medio camino entre el externalizar completamente la gestión de compras o no hacerlo. Se trata de un outsourcing de compras parcial que puede servir de primer estadio para:

  •  Una primera toma de contacto.
  •  Conocer mejor el rendimiento de la empresa de outsourcing.
  •  Poder definir mejor el modo de abordar la externalización completa.

De esta forma, podría resultar conveniente hacer un reparto de las tareas inherentes a la gestión de compras dejando para la empresa de outsourcing todas las que ralentizan el sistema:

  •  Compras sin valor estratégico.
  •  Compras de bajo valor.
  •  Compras que impliquen mayor complejidad procedimental.
  •  Compras a proveedores en el extranjero.

Post relacionados:


EOP - CTA BOFU Blended POST