Gestor fiscal: rol e importancia

¿Tienes ya un gestor fiscal en plantilla? ¿Te has planteado subcontratar los servicios de uno de estos profesionales? La gestión fiscal es esencial para el éxito a largo plazo de cualquier negocio. No importa cómo de bueno sea el rendimiento de un negocio en la prestación de servicios ni si los resultados de ventas exceden las expectativas. La mala gestión fiscal y financiera puede acabar con todo ese trabajo y causar al negocio (y sus responsables) serios problemas.

La matemática simple es que si una empresa gasta más de lo que ingresa, no obtendrá beneficios y si una organización no es responsable con sus obligaciones fiscales, sus deudas y penalizaciones se pueden acumular hasta llevarla a un escenario nada halagüeño. Comprender el papel que desempeña el gestor fiscal en el éxito de una empresa es aceptar que se trata de un profesional con un conjunto de habilidades invaluable que está en demanda, sin importar el tamaño de la empresa o la industria.

 

¿Qué hace un gestor fiscal y por qué es tan importante para las empresas?

El papel del gestor fiscal en la empresa puede desempeñarse desde dentro de la misma, cuando este profesional tiene su puesto en el organigrama y está en plantilla; o desde fuera. Es el caso del asesor fiscal contratado, a través de una empresa de consultoría especializada, por ejemplo.

TEXT - TOFU - Estrategia marca blanca

 

Se trata de un profesional formado en Derecho, Administración de Empresas o Económicas, que se ha especializado en este campo. Por lo general, en su currículum consta un Máster en Asesoría Fiscal en alguna Escuela de Negocios de prestigio.

En su día a día, se ocupa de controlar que la empresa cumple con sus obligaciones tributarias y, para ello, se mantiene al día de la normativa aplicable a la organización y el sector en que se encuadra. Cuando la empresa opera en el mercado internacional, su labor se reviste de mayor complejidad, ya que tendrá que asegurarse de que la empresa no pierde alineación con los requisitos reglamentarios vigentes en ninguno de los estados donde interviene con sus operaciones.

El rol del gestor fiscal destaca por funciones como las siguientes:

  • Planificar para reducir al mínimo las cargas fiscales y potenciar el ahorro al máximo.
  • Asegurar que la empresa está en disposición de cumplir con los impuestos a que queda obligada por Ley.
  • Evitar situaciones que puedan conducir a la mala reputación de la organización, por ejemplo, si se le imponen multas o sanciones y se hace público.
  • Encontrar maneras en que la compañía pueda continuar siendo productiva y cumplir sus obligaciones fiscales sin gastar más dinero del necesario.

 

Los profesionales que ocupan el puesto de gestor fiscal en una empresa, también pueden tener que responsabilizarse del cumplimiento de las obligaciones con la Agencia Tributaria de sus socios. En un entorno internacional, el objetivo de estar al día con el pago de impuestos puede ser bastante más complicado y, por eso, conviene que quienes desempeñen este rol en la empresa cuenten con la preparación suficiente y sean conscientes de la necesidad de permanecer actualizados.

Créditos fotográficos: undefined undefined y Nuthawut Somsuk

POST - TOFU - Estrategia Marca blanca


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario