Globalización de los mercados: las claves

El término globalización de los mercados se ha utilizado durante tres décadas, y generalmente, hace referencia a una serie de complejos cambios económicos, sociales, tecnológicos, culturales y políticos que tienen lugar en todo el mundo.

La globalización de los negocios no es un proceso sencillo. A menudo se ve como un proceso con efectos positivos, porque permite a personas y empresas de todo el mundo conectarse entre sí. Sin embargo, para muchos, el proceso de globalización está bajo la supervisión de compañías multinacionales, lo que les permite controlar significativamente los flujos globales de capital y aumentar la explotación de los países en vías de desarrollo.

Por lo tanto, se podría decir que la globalización de los mercados es la etapa más alta en el desarrollo de las empresas multinacionales, al representar el proyecto y la idea de un mercado internacional integrado y poner, por lo tanto, su énfasis en el aspecto puramente económico del proceso evolutivo.

 

La globalización de los mercados y el producto

Existen dos categorías clave en el proceso de globalización y son el mercado global y el producto global.

Las economías de escala requieren la existencia del mayor mercado posible que no restrinja el uso de las capacidades de producción. La aparición de un producto global que se utiliza en todo el mundo muestra que el mercado está cerca de sus límites máximos.

 

TEXT - TOFU - Globalizacion y Supply Chain

 

Debido a la globalización de los negocios sucede que:

  • La complejidad de las cadenas de suministro va en aumento.
  • Los consumidores exigen productos innovadores en el momento adecuado ya un precio razonable.
  • La consecución de cadenas de suministro receptivas y rentables se complica significativamente.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas, en plena globalización de los mercados, es encontrar formas de reducir los costes de sus cadenas de suministro.

Con el fin de satisfacer las expectativas de los consumidores con respecto al precio, las compañías están trasladando la producción a países con bajos costos e intentando minimizar, directa o indirectamente, la asignación de impuestos. Sin embargo, hacer negocios con proveedores globales puede llevar a una mayor complejidad de las cadenas de suministro y la extensión del período de entrega del producto.

En tales condiciones, aumenta la responsabilidad de los gerentes de implementar estrategias adecuadas para reducir el riesgo de las cadenas de suministro.

 

Retos críticos de las cadenas de suministro globales

La globalización de los mercados es una de las mayores paradojas de las últimas décadas ya que:

  • Por un lado, debería proporcionar una elección casi infinita para los individuos, lo que llevaría a la homogeneización de toda la humanidad.
  • Por otro lado, debería proporcionar a las empresas orientadas a nivel mundial la oportunidad de aumentar las economías de escala.

La globalización permite a las empresas multinacionales pasar de la lógica de los inversionistas independientes en proyectos extranjeros a la lógica de los líderes de redes globales que integran fuentes de suministro, capacidades de producción, conocimiento y consumidores de todo el mundo.

Así, en condiciones de globalización de los mercados, las empresas multinacionales se centran en la integración de sus actividades a nivel global, para coordinar y aprovechar las conexiones entre diferentes ubicaciones.

De este modo, estas corporaciones buscan expandir sus operaciones para alcanzar el mismo nivel en diferentes cadenas de suministro. En ese nivel, los esfuerzos de las empresas multinacionales en relación con la coordinación se centran en aumentar la interdependencia horizontal. Podría considerarse como una perspectiva estática de la globalización que se basa en el supuesto de que este fenómeno está relacionado principalmente con la coordinación de las actividades en curso dentro de una misma empresa y que ocurre en un entorno estático.

Pero esta visión carece de completitud. Está demostrado que las empresas se globalizan en gran medida a través de fusiones, adquisiciones y alianzas estratégicas.

En estos casos, la globalización está relacionada principalmente con la coordinación de un gran número de actividades de diferentes empresas, donde todo sucede en un entorno globalizado.

Esta es una visión más realista, y también dinámica, de la globalización de los mercados.

Globalización y gestión de la cadena de suministro

Al entrar en fusiones, adquisiciones y alianzas estratégicas, las empresas establecen interconexiones complejas. Pero, además, en este escenario, las posibilidades de globalización de las empresas en cualquier nivel de la cadena de suministro dependen del grado de globalización de las empresas en otros niveles.

Para que las empresas sean competitivas, su cadena de suministro debe ser:

  • Rentable
  • Receptiva
  • Flexible
  • Ágil

Esto significa que debe permitir a los clientes obtener los productos correctos en la cantidad correcta, en el momento adecuado y en el lugar correcto. Pero es difícil desarrollar una cadena de suministro que tenga todas estas características. El mercado global es un área enorme, con diferentes idiomas, cultura, moneda, regulaciones, impuestos, infraestructura, prácticas comerciales y formas organizativas. Los niveles de desarrollo económico de los países también difieren. Por lo tanto, los intentos de los gerentes de optimizar la cadena de suministro a veces pueden parecer casi inútiles.

Para operar con éxito en el entorno moderno, las empresas deben formar parte de las cadenas de suministro globales. El control de las cadenas de suministro globales se basa en el compromiso constante de los gerentes para optimizar sus actividades y procesos. Y, para lograr el éxito, todas las compañías dentro de la cadena de suministro global deben mejorar continuamente: flujo de materias primas, productos terminados, dinero e información; control de costes logísticos; y, por supuesto, también incrementar el nivel de satisfacción de los accionistas y consumidores.

Para lograr este objetivo, es importante gestionar de manera efectiva la relación entre proveedores y usuarios de servicios de logística. En general, la logística eficiente es un factor clave en la competitividad de las cadenas de suministro globales.

Mientras que la gestión de la cadena de suministro lean se enfoca en minimizar los costes y las pérdidas de la compañía, la administración ágil de la cadena de suministro se enfoca en crear una cadena de suministro altamente flexible, en la que los flujos de materiales, productos, dinero e información pueden darse de manera rápida y fácil.

Cada segmento de la cadena de suministro debe ser lo suficientemente flexible como para poder identificar y explotar rápidamente nuevas oportunidades en el entorno. Cualquier oportunidad potencial debe medirse sobre la base de la matriz de factores cuantitativos y cualitativos, desde los impuestos locales y los costos regulatorios, a través de la disponibilidad de mano de obra y los costos de transporte, hasta los riesgos económicos y políticos en el contexto de un mercado nacional en particular. Los principios de la cadena de suministro pueden ser bastante simples, pero la ejecución de la estrategia de la cadena de suministro es, en general, compleja, como cabría esperar en un momento en que la globalización de los mercados continúa afianzándose.

 

Créditos fotográficos: NicoelNino y hqrloveq

 

POST - TOFU - Globalizacion y Supply Chain


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario