Los recursos humanos son, dentro de las actividades de apoyo, uno de los elementos principales en la cadena de valor de Mercadona. No hay duda de que su fuerza laboral, motivada y muy productiva, permite al grupo disfrutar de una ventaja competitiva tangible.

 

Las personas, una de las claves del éxito en la cadena de valor de Mercadona

Los valores del modelo de esta cadena de supermercados destacan y contribuyen a afianzar su posicionamiento en el mercado. Las personas son una de las claves del éxito de la cadena de valor de Mercadona, una consecuencia de la aplicación consciente de los valores de la firma, entre los que cabe destacar:

  • Estabilidad en el empleo.
  • Formación continua.
  • Promoción interna.

Así, avanzando fieles a estos principios, Mercadona consigue hacer realidad el compromiso de más de 79.000 personas, que se esfuerzan por contribuir a la consecución de las metas empresariales día tras día.

 

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

Esta dedicación y motivación, el trabajo que pone el foco en el cliente (“el Jefe”, como se conoce al consumidor en la compañía) es el resultado de una generosa política de Recursos Humanos, donde destacan decisiones como:

  • Contratación indefinida al total de la plantilla. La apuesta de la cadena de valor de Mercadona por la calidad no se queda en los proveedores, sino que se extiende a la creación de empleo.
  • Igualdad de oportunidades. El género no se tiene en cuenta a la hora de promocionar a los empleados ni al calcular su salario.
  • Desarrollo del talento. Conscientes de la aportación de cada individuo a la cadena de valor Mercadona, la firma dedica cada año alrededor de cincuenta y cuatro millones de euros a la formación de la plantilla. Este esfuerzo da su fruto, que se traduce en cerca de quinientas promociones internas cada doce meses.
  • Participación en los beneficios. Cuando la compañía alcanza objetivos, todos se benefician de ello. Al finalizar cada ejercicio, Mercadona adjudica una cuarta parte del beneficio anual a la plantilla.
  • Conciliación de la vida familiar y laboral. No existen las barreras al disfrute de la familia cuando se intenta que los trabajadores no tengan que pasar más de quince minutos de tiempo en desplazamientos para acudir a su puesto desde su hogar, se pueda optar por trabajar en jornada reducida para poder dedicarse al cuidado de los hijos o de mayores y, todas las trabajadoras embarazadas tienen la opción de alargar en un mes su baja maternal (una posibilidad que fue elegida por más de 2.500 trabajadoras el pasado año).

 

El diseño de la cadena de valor de Mercadona está orientado a la excelencia y, este enfoque, les permite transmitir el entusiasmo por las cosas bien hechas a la plantilla, que comparte la pasión de sus empleadores por la satisfacción del cliente. Como reza en la web corporativa, “lo único difícil de imitar es la excelencia en el servicio” y, está claro que ellos tienen la clave para conseguir sobresalir entre el resto de competidores del mercado.

 

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico