La decoración de viviendas y negocios ha dado un giro de 180º. La visita a la fábrica de sofás se ha visto sustituida por una búsqueda online pero, aquí no terminan los cambios, el mass customization está consiguiendo que los clientes se conviertan en diseñadores, que éstos esperen al veredicto de los compradores potenciales para enviar sus bocetos a la fábrica de sofás y que, en definitiva, un usuario de internet termine teniendo el peso de  las decisiones más importantes de la cadena de suministro de cualquier empresa dedicada al interiorismo, el bricolaje o la decoración.

 

El cliente es el que decide en la fábrica de sofás

Primero fue la ropa, después las zapatillas de deporte y, hoy día, una fábrica de sofás o de cocinas se rinden ante el criterio de quien las visita, normalmente a través de la red. En estas visitas virtuales, el procedimiento suele ser el siguiente:

 

TEXT - TOFU - 7 herramientas de calidad

Créditos fotográficos: Shenki

  1. El usuario hace una preselección de los artículos de su interés.
  2. Sale de la web de la fábrica de sofás o el proveedor de muebles y realiza un rastreo por sus principales competidores.
  3. Contrasta precios, calidades, garantía, opciones de personalización y plazos de entrega con las opciones disponibles en algún gigante del retail.
  4. Vuelve a la web, si es la alternativa que le reporta mayores beneficios, listo para continuar con el proceso de compra.
  5. Recibe recomendaciones basadas en su última búsqueda, las que le envía el sistema de aprendizaje automático que los responsables de la fábrica de sofás has incluido en su e-commerce.
  6. Elige entre las diferentes opciones de customización: materiales, tipos de madera, diseño y colores.
  7. Cursa su pedido seleccionando la forma y plazo de entrega que más le conviene.
  8. Hace un seguimiento online de su orden, que le permite conocer todo el proceso, desde que el pedido ha sido enviado a la fábrica de sofás, hasta que el producto se ha completado y está listo para su envío, y después en tránsito.

 

Hoy día, la customización en masa está detrás de muchas de los pedidos que se recogen en cualquier fábrica de sofás. Si bien existen compañías como IKEA o la española Muebles LUFE, que siguen una estrategia diferente, basada en el diseño a bajos precios; cada vez son más quienes se apoyan en la analítica y en los sistemas de producción modulares para adaptarse al máximo a las exigencias de los clientes.

De esta forma, con una misma estructura se pueden cubrir diferentes demandas y formas. El sofá Sitescape es un buen ejemplo de ello. Se caracteriza por combinar distintas secciones, que son los principales elementos estructurales, las cuales están cortadas digitalmente de madera laminada; sujetas a una estructura de conexión consistente en una construcción de acero y aluminio mínimamente visible. Cada modelo se finaliza con tapicería de cuero blanco y madera laminada con la peculiaridad de que, la forma, en todos los casos, se ajusta a los requisitos del cliente.

¿Cuentas con las herramientas que te permiten innovar en tu fábrica de sofás? ¿Está tu sistema de producción preparado para la customización en masa? ¿Tiene tu organización el talento que hace falta para gestionar los cambios que modelan el nuevo entorno productivo?

 

POST - TOFU - 7 Herramientas de calidad


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)