La inteligencia emocional en la empresa, es un término que cada vez toma más peso, es por eso que las empresas cada vez buscan más profesionales que sean capaces de identificar y gestionar sus emociones propias y las ajenas ayudados de sus habilidades sociales y con capacidad de adaptación a las diferentes situaciones. Pero, ¿qué es la inteligencia emocional? Te lo contamos.

 

¿Qué es la inteligencia emocional en la empresa?

Daniel Goleman, psicólogo y periodista norteamericano, fue quién dio a conocer el término inteligencia emocional en su libro llamado de la misma forma en el año 1995. Goleman definía a la inteligencia emocional como “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones”.

 

TEXT - TOFU - Formación y desarrollo de Competencias

 

Goleman divide este término en dos. Por un lado, la inteligencia emocional intrapersonal, también conocida como la habilidad para comunicarse de manera eficaz con uno mismo y para manejar de manera óptima las emociones propias. Esta parte de la inteligencia emocional está compuesta por: la autoconciencia emocional, la autorregulación y la automotivación. Y, por otro lado, se encuentra la inteligencia emocional interpersonal o lo que es lo mismo, la habilidad para comprender y manejar de forma eficaz las emociones ajenas. Esta se divide en: empatía y habilidades sociales.

 

inteligencia emocional 2

 

La inteligencia emocional en la empresa es una competencia cada vez más valorada, tanto es así que, numerosos estudios han demostrado que una de las competencias fundamentales a la hora de conseguir el éxito profesional es la inteligencia emocional. Ya lo decía Goleman en su libro: “En el mejor de los casos, el CI parece aportar tan sólo un 20% de los factores determinantes del éxito”.

Es por ello que, con la forma actual de hacer negocios en mercados cada vez más globalizados y competitivos, las organizaciones buscan a personas que no estén únicamente preparadas en lo referente a lo técnico para desarrollar el trabajo diario, sino que, además, estas personas sean empáticas, adaptables y resolutivas entre otros aspectos.

Como hemos visto anteriormente, Daniel Goleman dentro de la inteligencia emocional en la empresa te explica que ésta se puede aprender, y para ello te enumera cinco dimensiones básicas necesarias para desarrollar esta inteligencia.

  • Autoconciencia emocional

Conocerse a uno mismo es un punto clave de la inteligencia emocional en la empresa. Conocer tus propias emociones y saber gestionarlas. El hecho de no ser capaz de reconocerlas te deja completamente expuesto bajo unas emociones incontroladas.

  • La autorregulación

El hecho de saber manejar los sentimientos con la finalidad de controlarlos y que no se expresen de manera inapropiada es mediante la base de la autoconciencia emocional. Esta parte de la inteligencia emocional intrapersonal como es controlar los momentos de ira o irritabilidad es indispensable para las relaciones interpersonales.

  • La automotivación

Fijarse unos objetivos o metas y enfocar en ellos tus emociones hace que se mantenga viva la motivación ya que la atención se centra en ese objetivo final y no en los obstáculos que se presentan. Además, en este punto no puede faltar el optimismo y la iniciativa pese a que haya imprevistos.

  • La empatía

La empatía se basa en el conocimiento de las emociones en las otras personas. Estas emociones ajenas se pueden detectar por interpretación de señales que las personas expresan de forma inconsciente y, por tanto, las personas capaces de detectarlas establecen relaciones más estrechas con las personas con las que se relacionan. Los que experimentan la empatía son los que tienen mayores habilidades y competencias de la inteligencia emocional en la empresa.

  • Las habilidades sociales

La habilidad social es sinónimo de buena relación con los demás, lo que en muchos casos es imprescindible para una buena práctica laboral, ya que estas habilidades son los cimientos del liderazgo, popularidad y eficiencia interpersonal. Por tanto, hablamos de una habilidad que ayuda a interactuar con otras personas de manera efectiva y suave.

En resumen, la inteligencia emocional en la empresa es cada vez un factor más importante puesto que éstas se han dado cuenta de que parte del éxito comercial reside en el nivel de sus trabajadores a la hora de reconocer y controlar sus emociones y las de sus clientes.

 

POST - MOFU - Formación y desarrollo de competencias


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)