Las 5 etapas de una empresa para dirigirse al éxito

Conocer como directivo cuáles son las principales etapas de una empresa permite detectar los signos e indicativos de cada una de ellas para ayudarnos en la toma de decisiones. Así, si una empresa se encuentra en una fase de crecimiento en la que necesita expandirse, podremos tomar las medidas y estrategias que lo hagan posible.

Al igual que ocurre cuando hablamos del ciclo de vida de un producto, el ciclo de vida (o las etapas de una empresa) se puede generalizar para un proyecto u otro por su vinculación con las nuevas tecnologías y el mercado al que se dirige.

Todo proyecto empresarial nace, se desarrolla, crece, se expande, madura y se estanca o muere. Algunos apenas atraviesan una de esas fases, otros cuentan con ciclos más pronunciados de recesión y crecimiento, pero lo cierto es que se puede hablar de determinadas etapas en términos generales para diferenciar las necesidades, objetivos y características que definen a cada una de ellas.

 

Las 5 etapas de una empresa que debes conocer

¿Cuáles son esas etapas de crecimiento?

Etapa de nacimiento de una empresa: Pre-seed Stage

Para crear una empresa de cero, es decir desde que arranca la idea, se debe pasar por un determinado proceso para definir el modelo de negocio. Es, por tanto, en esta fase donde se sientan las bases que marcarán gran parte del éxito o el fracaso posterior, se realizan estudios de mercado, el plan de negocio, se evalúa la viabilidad de los productos y servicios a ofrecer en el mercado y en la que tienen lugar los procesos administrativos y legislativos.

El equipo de trabajo aún no está consolidado, ya que primero se deben poner en marcha las opciones de financiación con las que pueden contar.

Etapa de semilla de una empresa: Seed Stage

En esta etapa, el proyecto de negocio ya está definido y validado, cuenta con el mínimo equipo de trabajo y un Producto Mínimo Viable que se ofrece a clientes e inversores.

Esta etapa de empresa también es conocida como la de la supervivencia. Es durante este periodo cuando el propietario y/o fundador de la empresa precisa hacer sus primeras contrataciones o colaboraciones, como es el caso de la contratación de proveedores, operarios de producción, vendedores, etc., para poner a funcionar el negocio en función de los planes de financiación que anteriormente ha conseguido. Por esta razón, esta etapa es muy sensible en términos de liquidez, ya que es donde se ponen a prueba las capacidades de la gerencia, la viabilidad de crecimiento o el retorno de la inversión.

 

Formación para la carrera en Supply Chain

 

De esta forma, la etapa de semilla es donde se desarrolla el producto y servicio a través de un proceso de testeo gracias a los primeros clientes y a una primera relación directa con el público objetivo. Por tanto, se consiguen las primeras métricas para poder mejorar en cuestiones de operatividad y en cómo podemos mejorar nuestros productos o servicios.

Etapa de crecimiento de una empresa: Growth Stage

Cuando comenzamos a obtener beneficios, una estrategia bien definida y las métricas son positivas es cuando debemos centralizar las decisiones y operaciones en la optimización del producto y de los servicios para seguir creciendo. Es en esta etapa en la que hay que invertir por el desarrollo y expansión en un mercado en el que ya estamos presentes.

El problema con el que se encuentran muchas empresas es a menudo con una falta de inversión o de medios para el crecimiento, encontrándose, además, con la competencia de otras organizaciones o con una carencia estructural para consolidar la madurez de la empresa.

 

 

Etapa de expansión de una empresa

Es también conocida como la etapa de madurez, ya que el producto ya está consolidado en el mercado. Esta etapa se caracteriza en que el negocio es más equilibrado, cuenta con una estructura sólida, recursos de negocio, unos procesos implementados y un buen nicho de mercado. Sin embargo, el crecimiento está más estancado y, para seguir creciendo, se corren muchos riesgos.

Etapa de venta: Exit Stage

La últimas de las etapas de una empresa para el crecimiento es la fase de venta. Se denomina así porque, tras el proceso de maduración, se contempla la adquisición o integración del negocio por parte de otra compañía u organización mayor, algo que es muy común en la cadena de suministro para incrementar los beneficios, reducir gastos e incrementar el resultado final para la mayor satisfacción de los clientes.

 

Formación para la carrera en Supply Chain


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario