La gestión del riesgo asociado a la logística comercial, para ser eficaz, debe estar sujeta a una estrategia. La complejidad actual de las cadenas de suministro y la volatilidad de las demanda producen un aumento significativo en la proliferación del riesgo, impactan sobre el rendimiento del negocio y obligan a depender de la monitorización constante. La falta de visibilidad sobre las fluctuaciones de la demanda, el control inefectivo de las operaciones o una mala gestión del riesgo pueden impedir la correcta evolución de la logística comercial, afectando a sus resultados. No hay que esperar a que sea demasiado tarde.

ID-10099101

Créditos fotográficos: stockimages

El pasado quedó atrás: la logística comercial del mañana

Un control mensual ya no es suficiente. Sí que es posible, y recomendable, la regularidad, aplicada a un plan de gestión del riesgo completo pero, en el área de logística comercial, precisamente por encuadrarse en un entorno altamente volátil, no puede nunca entenderse como algo ocasional.

Los planes, en este ámbito, pasan rápidamente a hallarse en desacuerdo con la realidad, y, por eso, el ajuste a las cambiantes condiciones de oferta y demanda debería darse con una base diaria. Esperar a los informes de fin de mes implicaría quedarse estancado en tratar de encontrar respuestas acerca de lo que ya sucedió, sobre el fracaso experimentado.

La fórmula para minimizar riesgos en la logística comercial pasa por tener en cuenta las siguientes 10 claves:

  1. Evitar la recogida de datos manual y buscar la automatización. Dotar a los usuarios de las herramientas necesarias para afrontar este nuevo enfoque de trabajo, pero también de la formación que precisarán para asegurar su cualificación a la hora de llevar a cabo una interacción satisfactoria con los nuevos sistemas
  2. Desarrollar nuevas capacidades en relación con el intercambio de datos a nivel de organización y estar al día de las últimas tendencias en el sector.
  3. Dotar a los sistemas de gestión logística comercial de una plataforma centralizada que mejore la actualización de los datos, permitiendo trabajar en tiempo real.
  4. Fomentar la colaboración entre los diferentes componentes de la cadena de suministro.
  5. Promover una cultura de cooperación también entre socios y proveedores.
  6. Buscar la alineación de los planes de extremo a extremo del supply chain, incluyendo a los participantes de la cadena de suministro extendida.
  7. Acortar los ciclos de planificación y aumentar su frecuencia. Hay que buscar la agilidad.
  8. Ayudarse de soluciones de analítica predictiva para detectar las tendencias de futuro a tiempo para reaccionar.
  9. Adaptarse a las exigencias del entorno y llevar a cabo una gestión de S & OP bajo demanda y en tiempo real, en base a los cambios que se detecten en el mercado.
  10. Orientar la planificación de la logística comercial al futuro a corto y medio plazo, empleando todos los medios a disposición para aumentar la precisión de los planes, como las simulaciones de modelado predictivo, junto con la evaluación de opciones de planes y alternativas de respuesta.

 

Post relacionados:

 

EOP - CTA BOFU Blended POST