Lean y Kanban: dos métodos que pueden mejorar tu empresa

Recientemente se han puesto de moda términos que hacen referencia a métodos de trabajo y gestión alternativos en el ámbito mercantil. Lean y Kanban son dos de ellos, y aunque parecen un invento reciente, cuentan con más antigüedad de lo que imaginamos, ya que se implementaron por primera vez en factorías automovilísticas

A día de hoy se pueden aplicar a cualquier ámbito de trabajo, incluso los que tienen que ver con la informática y el software (de hecho este es uno de los sectores donde más se aplica). 

Aplicados a cualquier ámbito, Lean y Kanban puede cambiar todo el ciclo de producción de una empresa, siempre con el fin de mejorarlo. Vamos a repasar el origen y significado de cada uno de los términos, además de las aplicaciones que tienen.

 

¿Qué es Kanban? 

Kanban tiene su origen en Japón, concretamente en Toyota Production Systems a finales de los años 40. Su finalidad era implementar el sistema de producción “just in time”, una verdadera vuelta de tuerca muy distinta al método que siguen la mayoría de empresas. Basaron la producción en la demanda de los clientes, en vez de comenzar a fabricar productos para luego intentar venderlos. 

 

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

 

La idea de Kanban se plasma en un tablero donde quedan distribuidas las tareas, concretamente en la clasificación de por hacer, en proceso y hecho. Aplicado correctamente, puede detectar lo que dificulta un flujo de trabajo continuo. 

En el siglo XXI se descubrió que la metodología Kanban era aplicable a cualquier tipo de empresa. Lean y Kanban siempre han ido de la mano, pues esta última precede a Lean, siendo dos elementos que trabajan complementariamente. 

lean y kanban 2

¿Qué es Lean? 

Podría decirse que este enfoque y manera de proceder es el segundo paso tras plantear el método Kanban. Se basa en el principio de mejora continua con el fin de hacer más ágiles las operaciones priorizando el valor para el cliente, y para ello busca eliminar hasta ocho tipos de desperdicio o elementos que no aporten valor al proceso de trabajo o producto final. Estas ocho áreas sobre las que trabaja Lean son: sobreproducción, transporte, tiempo de espera, inventario, exceso de producción, defectos y potencial humano sin utilizar. A día de hoy Lean se aplica especialmente en empresas que se dedican a la producción industrial, a través de distintas herramientas y métodos

La consecución de Lean y Kanban se produce de manera que, cuando están organizadas las tareas y detectados los problemas que ralentizan la producción, es posible detectarlos y en caso de que sean negativos para la empresa, pasan a ser eliminados. 

 

Ventajas de la aplicación de Lean y Kanban 

Estos son algunos de los principales beneficios que Lean y Kanban pueden proporcionar a tu empresa:

  • Estos métodos son muy fáciles de aprender, por lo que el equipo no tendrá problemas a la hora de comprenderlo. La composición visual del Kanban ayuda en un primer momento a situar y visualizar el estado de cada parte del proyecto.
  • Proporcionan una mejora continua en la empresa y sus actividades: Lean y Kanban no deja de ser un sistema para mejorar la gestión de los proyectos con total flexibilidad. 

 

El control total de las tareas que proporcionan Lean y Kanban garantiza que las tareas no se finalizan hasta que estén libres de errores. Esto asegura la reducción de desperdicios y la mejora de la calidad.

 

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(1 votos, promedio: 4,00 de 5)

Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario