El uso de drones cada vez está más popularizado. Lo que antes servía para el sector de defensa y militar, y posteriormente a nivel particular, ahora ha llegado también al mundo de la logística. Así es, los drones en logística son una tendencia de futuro que muchas empresas están adoptando rápidamente.

drones en logística

Créditos fotográficos: istock seregalsv

TEXT - BOFU - Master Supply Chain Management

 

¿Qué pueden hacer los drones por la logística de una empresa?

Todo apunta a que el uso de drones cambiará la manera en que las empresas logísticas trabajan en la actualidad. De hecho, el uso de drones en logística ya es una realidad en EEUU, donde empresas como Amazon o Google están haciendo ya pruebas de envíos al igual que algunas empresas de transporte. Y es que, repartir la mercancía con drones puede resultar muy ventajoso para las empresas y, cómo no, para los usuarios en general.

  • Ahorro de costes. El coste de transporte vía drones es más bajo que vía camiones, por ejemplo, ya que es más sencillo y rápido de hacer el reparto.
  • Mayor rapidez en las entregas. Al estar menos congestionado el espacio aéreo (de momento) el realizar las entregas suele ser más rápido, llegando incluso a realizarla en 30 minutos desde que el cliente ha realizado su pedido, mejorando así la eficacia.
  • Llegar a zonas de difícil acceso. El uso de drones para transporte logístico puede ayudar también a llegar a zonas que no se puede acceder por otros medios de transporte. Con esto se consigue también ampliar el radio de acción de las empresas que realizan envíos.
  • Reducir el tráfico urbano. Este punto beneficia tanto a las empresas de transporte como a la propia sociedad, ya que al existir menos tráfico de camiones logísticos se puede circular con menos circulación y, además, las emisiones de CO2 se reducen, consiguiendo así una Supply Chain más verde.

 

¿A qué retos se enfrenta los drones en logística?

Si bien es cierto que son muchos los beneficios que pueden derivarse del uso de drones en logística, la realidad es que para que puedan convertirse en un medio masivo y accesible por todas las empresas del ámbito logístico son varios los puntos y retos que deben superar:

  • La primera barrera que nos encontramos es la económica. Es cierto que la popularización de esta tecnología en los últimos años dentro del ámbito civil es muy elevada, hecho que ha ayudado a bajar un poco los precios, pero esto no es del todo cierto en el caso de drones que se empleen con fines profesionales como, por ejemplo, para la logística. Estos tipos de drones poseen características especiales que son las que las hacen útiles para las empresas logísticas, por ello los precios no son tan accesibles, suponiendo una barrera de entrada para que las empresas no puedan acceder a esta tecnología.
  • La regulación vigente. El segundo problema, y quizás el más importante, es la legislación sobre el uso de drones. No todos los países contemplan la posibilidad de volar un dron dentro del espacio aéreo del país, haciendo que su entrada para temas profesionales sea dificultosa. Si nos centramos en la última ley al respecto que ha surgido en España y en La Unión Europea, si quieres emplear un dron a nivel profesional lo primero que debes hacer es registrarte en la AESA, tener el certificado de piloto y un seguro de responsabilidad civil. Además, no puedes volar el dron de noche ni hacerlo por espacios aéreos controlados. Aquí puedes ver una infografía de la Comisión Europea de transporte acerca del uso de drones y cómo afectará esto al espacio aéreo.
  • La estipulación de vías aéreas reguladas. Para evitar problemas de seguridad es necesario regular unas vías de reparto para drones que no interfieran con el resto de vehículos aéreos que circulan.