Los indicadores de mejora de la cadena de suministro son el único medio de tomar el pulso a su rendimiento y llevar a cabo una buena monitorización supply chain. Algunos de los kpis de los ejemplos que se proponen a continuación, son muestra de que, prácticamente cualquiera de las acciones que se desarrollan a lo largo y ancho del supply chain, de extremo a extremo, son susceptibles de medición.

Monitorización supply chain: motivos para llevarla a cabo

¿Es importante invertir tiempo y dinero en la monitorización supply chain? La respuesta no puede ser un sí más rotundo. Invertir en monitorización siempre es un buen acierto, ya que es importante saber en qué estado se encuentra la cadena de suministro y la empresa en todo momento y, lo más importante, saber qué dicen de ella en todos los ámbitos.

 

¿Quieres formarte en Gestión de Proyectos? Haz click aquí para consultar información del Máster en Project Management de EAE Business School

 

Además de recabar información sobre cómo está desempañando sus funciones la empresa, la monitorización supply chain permite ser proactivos, ya que viendo la evolución se pueden tomar decisiones de manera temprana de tal manera que se pueda ir encauzando las acciones para poder cumplir los objetivos marcados. Por último, una buena monitorización ayuda a la empresa a conocer en qué punto del mercado se encuentra, ay que para hacer la monitorización perfecta es necesario estudiar también a la competencia y cómo se desenvuelve en el mercado. Para llevar a cabo todo esto es importante fijar unos KPIs, ya que la recogida de métricas procedentes de los kpis facilitan la adquisición de una visión global sobre el negocio. Esta visibilidad se caracteriza por:

  • Basarse en indicadores relevantes y eficaces en la medición del desempeño.
  • Estar revestida de objetividad, la base para una toma de decisiones de precisión.
  • Facilitar el progreso hacia los objetivos estratégicos.
  • Monitorización del desempeño de la cadena de Suministro

 

Además de una correcta selección de kpis, los ejemplos que se aportan en el próximo apartado ilustran sobre los que mayor utilidad implican; es necesario que el proceso de implementación de estos indicadores se lleve a cabo de la manera adecuada. Esto incluye:

1. Orientación sobre los requisitos de los sistemas de presentación de informes.

2. Elaboración bien documentada de las definiciones de los kpi.

3. Planificación de los procesos de gestión del cambio.

4. Plan de contingencia para apoyar la resolución de los problemas derivados de la gestión del rendimiento.

monitorización supply chain

KPIs ejemplos aplicables a monitorización supply chain

Medir el progreso hacia la estrategia de negocio y proporcionar visibilidad a todos los niveles de la empresa en cuanto a su contribución a las metas globales es la función de los indicadores de rendimiento. Como es el caso de los kpis siguientes:

A/ Kpis ejemplos de gestión de compras y proveedores:

  • Número de proveedores gestionado.
  • Entregas de proveedor a tiempo.
  • Rechazos de proveedor.
  • Gastos de compra (entendidos como porcentaje de las ventas brutas).

POST - TOFU -  Indicadores para la cds [Duplicate]

B/ Kpis ejemplos de gestión de inventario y forecasting:

  • Número de SKU / Elementos de línea.
  • Stock de productos terminados.
  • Stock de materias primas.
  • Nivel de precisión en el catálogo.
  • Obsolescencia de inventario.
  • Costes de gestión de inventario (entendidos como porcentaje de las ventas brutas).
  • Costes de mantenimiento de inventario (entendidos como porcentaje de las ventas brutas o del valor total de inventario).
  • Valor promedio de inventario.

C/ Kpis ejemplos de almacenamiento:

  • Tasa de precisión en la preparación de pedidos.
  • Número de artículos de inventario ubicados incorrectamente.
  • Número de veces en que un producto es manipulado.

D/ Kpis ejemplos de transporte:

  • Número de pedidos despachados por día.
  • Frecuencia de salida de camiones con carga completa.
  • Número de entregas a tiempo.

E/ Kpis ejemplos de servicio al cliente:

  • Número de clientes.
  • Número de órdenes de pedido gestionadas por día.
  • Tasa de clientes perdidos.
  • Tasa de devolución de productos.
  • Número de entregas a cliente a tiempo.
  • Porcentaje de productos dañados.
  • Tasa de exactitud de factura.
  • Formas de pago empleadas.
  • Coste del servicio al cliente (entendido como porcentaje de las ventas brutas).

Guía gratuita sobre la cadena de suministro customer driven

Post relacionados: