Las técnicas de marketing y ventas aplicadas a la logística pueden hacer que la empresa obtenga un empujón extra a la hora de conseguir los objetivos propuestos. y es que, al contrario de lo que muchos piensan, el marketing y la logística están íntimamente relacionados.

 

Marketing y ventas: Cómo pueden influir en la logística

Cuando se habla de marketing enseguida se asocian términos como promoción y publicidad, entre muchos otros pero, de normal, la distribución suele ser una gran olvidada. Sí, aunque no lo parezca a simple vista el marketing también engloba la parte de distribución, tal y como se puede ver en las conocidas 4P’s del marketing: producto, precio, promoción y punto de venta. Es por ello que una buena planificación en el área de marketing y ventas puede influir de manera positiva en el apartado logístico de una empresa. Además de ser la distribución una de las patas principales del marketing, éste puede ayudar a impulsar el sistema logístico de una empresa.

Son muchas las empresas las que ven el marketing como el inicio de la cadena de suministro y la logística como el final. Con esta premisa en mente, el marketing sería la parte creadora de la demanda, la que se encarga de estimular las ventas y dar a conocer el producto al cliente que realmente lo necesita y/o lo desea. Sin ventas no existiría el resto de la cadena de suministro, por ello, el marketing juega un papel fundamental haciendo que la demanda crezca poco a poco en base a las acciones y al plan de marketing que la empresa ha establecido.

 

TEXT - TOFU - Innovación CDS

 

Por otra parte, la logística sería el final de la cadena de suministro, ya que ésta finaliza cuando el cliente ha recibido su pedido de manera satisfactoria.

Viendo esta relación es normal que marketing y logística estén unidos formando una cadena de suministro más fuerte y resolutiva que se centra en cumplir un objetivo básico: satisfacer al cliente, ya que es éste el que se encuentra en el centro del negocio.

 

Marketing y logística: consejos para que vayan al unísono

Los departamentos de marketing y logística suelen ser departamentos independientes, cada uno con un propósito y un fin, por lo que, pese a que dependen el uno del otro, no siempre reman hacia la misma reacción, ¿qué podemos hacer en estos casos?

  • Lo primero que hay que hacer es establecer una línea de negocio que una a ambos departamentos, de tal manera que todos y cada uno de los empleados de la empresa sean conocedores de la importancia de la relación entre logística y marketing.
  • Establecer una serie de objetivos comunes, de tal manera que ambas partes persigan un conjunto en común.
  • Comunicación y transparencia. Tiene que existir una comunicación fluida de extremo a extremo para que nada entorpezca el trabajo.
  • Cambio de mentalidad. Hay que ver el departamento de marketing como una forma de llegar a los clientes de manera más rápida y más efectiva, una forma de que éste puede hacer más sencillo el trabajado realizado por la parte logística.

 

Como se puede ver, si se trabaja de manera conjunta estimulando la demanda desde el inicio de la cadena de suministros se consiguen estimular las ventas de tal manera que el departamento logístico funcionará mucho mejor.

 

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)