Las empresas de exportación e importación deben ser diligentes a la hora de llevar a cabo su gestión aduanera. No basta con saber qué es el DUA, ni con tener preparadas facturas y listados de contenido. La gestión aduanera tiene un impacto directo en el resultado de las operaciones y, para que ese efecto sea positivo, es preciso observar algunas mejores prácticas.

Cómo mejorar la gestión aduanera de tu empresa

Unos sencillos pasos bastan para que la gestión aduanera se alinee con los requisitos de cumplimiento y quede libre de errores y sus consecuencias. Para mejorar los resultados de tu negocio en este ámbito, puedes:

 

TEXT - TOFU - Cómo exportar Paso a Paso

1. Buscar el compromiso de la gerencia con el cumplimiento. Una forma de materializarlo es estableciendo una declaración de política corporativa dirigida a Aduanas.

2. Llevar a cabo una evaluación de riesgo, para identificar y analizar el riesgo relevante y desarrollar metas internas que permitan gestionarlo. Es necesario llevar a cabo revisiones posteriores a la importación o exportación de mercancías y compararlas con las metas establecidas. También habrá que determinar cómo se deben gestionar las áreas de riesgo para ir minimizando debilidades y corrigiendo errores.

3. Desarrollar e implementar políticas y procedimientos formales es una de las maneras de mejorar la gestión aduanera. Al contar con estas normas se puede garantizar que se cumplen las metas y objetivos fijados.

4. Definir los roles y responsabilidades en cuestiones relacionadas con la gestión aduanera. Las descripciones de los puestos deben incluir esta información, para que cada empleado sea consciente de sus deberes y obligaciones en relación con el cumplimiento de los requisitos de Aduanas.

 

Créditos fotográficos: kittikorn

  1. Establecer programas de capacitación. La información y comunicación son cruciales para asegurarse de que los empleados están preparados para cumplir con sus responsabilidades de forma efectiva. Es importante que cada persona reciba la información pertinente en el momento apropiado y, por este motivo, puede resultar de utilidad complementar los esfuerzos en gestión aduanera con un soporte tecnológico, como una plataforma dentro del sistema de comunicación de la compañía a través de la que se pueda proceder al intercambio de datos en condiciones de seguridad.
  2. Llevar a cabo revisiones de control interno. La supervisión es necesaria para evaluar la calidad y el rendimiento. Se puede llevar a cabo mediante la auditoría interna o contratando auditores externos que revisen de forma periódica cada unidad de negocio para confirmar que las políticas corporativas se implementan.
  3. Crear un grupo de cumplimiento. Como medida complementaria, se puede establecer un grupo de aduanas que mejore el nivel de comunicación entre los involucrados en este tipo de procesos y facilite su comunicación. Fomentar canales de comunicación abiertos aumenta la precisión de las acciones de gestión aduanera y refuerza el sistema de control interno de la compañía, ya que la calidad de la información siempre puede afectar la capacidad de la gerencia para tomar decisiones.
  4. Desarrollar requisitos de cumplimiento para los proveedores. Entre las actividades de control que no pueden faltar se encuentra el desarrollar e implementar controles para ayudar a asegurar que las transacciones con estos actores sean válidas, estén debidamente autorizadas y sean procesadas con precisión. También se puede solicitar a los proveedores que brinden informes reglamentarios cuando sea procedente.

 

En la economía global, el transporte de mercancías tiene importantes implicaciones aduaneras, por lo que las empresas deben ser conscientes de sus derechos y obligaciones a este respecto. Evitar costes extra o las consecuencias del incumplimiento de las normas es el resultado de una buena gestión aduanera la que, al mismo tiempo, es fuente de oportunidades para la organización.

 

POST - TOFU - Exportar paso a paso


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Ninguna valoración todavía)