Aventurarse a la creación de nuestra propia empresa puede resultar vertiginoso si no se conocen todos los aspectos que hay que tener en cuenta. Uno de estos aspectos es saber que, hoy en día, es muy importante demostrar nuestra competitividad en el sector en el que queramos destacar, y una de las cosas que tanto clientes como proveedores tienen en cuenta es tener un buen sistema de calidad. Es en este punto en el que cabe hablar de la importancia que tienen las normas ISO 9000.

Normas ISO imprescindibles para cualquier empresa

Si estás interesado en este tema, también te recomendamos la descarga de forma gratuita de nuestra guía sobre estrategia de operaciones
TEXT - TOFU - 7 herramientas de calidad

Las normas de la serie ISO 9000 se establecieron por la Organización internacional de Normalización (ISO) para responder a una necesidad de las organizaciones: indicar y hacer más precisos los requisitos que debería tener un Sistema de Gestión de la Calidad. La familia  ISO 9000 en vigor se compone de tres normas:

  • ISO 9000:2005 “Sistemas de Gestión de la Calidad. Principios y vocabulario”.
  • ISO 9001:2008 “Sistemas de Gestión de la Calidad. Requisitos”.
  • ISO 9004:2009 “Gestión para el éxito sostenido de una organización. Enfoque de Gestión de la Calidad”.

De las tres normas existentes, la única que explica los requisitos que debe cumplir un Sistema de Gestión de la Calidad es la ISO 9001:2008, ya que es la que se usa para implantar Sistemas de Gestión de la Calidad y conseguir un certificado.

Ventajas de implantar un Sistema de Gestión para la Calidad

Las empresas que han implantado un Sistema de Gestión de la Calidad según la norma ISO  9001:2008 y lo han certificado disponen de las siguientes ventajas:

  • Tener un estándar mundial establecido que sirve de referente.
  • Contar con un prestigio en el mercado internacional y nacional.
  • Ayudar a tener acceso a diferentes mercados.
  • Mejorar las relaciones entre proveedores y clientes.

A parte de las normas ISO para la calidad, existen otras muchas que pueden complementar la ISO 9001:2008 y dotar a nuestra empresa de otros certificados. Entre las normas ISO más utilizadas se encuentran las referentes a las medidas de papel (ISO 216, que contempla los tamaños DIN-A4, DIN-A3, etcétera), los nombres de lenguas (ISO 639), de gestión medioambiental (ISO 14000), ISO/IEC 80000 para signos, símbolos matemáticos y magnitudes del sistema internacional de unidades, etcétera. Otras normas ISO curiosas son la ISO 5775 para marcar los neumáticos y las llantas de bicicleta, ISO 9660 para sistemas de archivos de CD-ROM e ISO 7810 para definir el estándar internacional de las tarjetas de identificación electrónica tipo Visa.

Si lo que pretendemos es destacar en nuestro sector, una buena manera de hacerlo es teniendo en cuenta las normas ISO, ya que pueden ayudarnos a que clientes, proveedores y empresarios nos vean desde un punto de vista más profesional.

Post relacionados:

POST - TOFU -  7 herramientas de calidad [Duplicado]