La introducción de las nuevas tecnologías en la cadena se nota en todas partes, es el caso del terminal punto de venta, como también se conoce al programa TPV. Este tipo de sistemas se encuentran cada vez en más establecimientos y se consideran una fuente de valor incalculable para el supply chain.

programa tpv

Internet network in the global concept

Créditos fotográficos: istock Violka08

Los datos que cada programa TPV recoge permiten optimizar la planificación de la cadena de suministro, ya que aportan información obtenida en el punto más próximo posible a la demanda efectiva, siendo la fuente de un conocimiento extremadamente actualizado y real del cliente.

No obstante, los datos que se pueden extraer del programa TPV no se limitan a las instalaciones de venta al por menor y de consumo, sino que los 3PL, almacenes y fabricantes de materias primas también pueden aportar datos a través de este tipo de sistemas, contribuyendo al análisis de tendencias y estacionalidad que facilita la elaboración de pronósticos sobre la demanda. Los datos recogidos pueden aumentar su valor si se complementan con información adicional, como sucede cuando:

  • Se comparten los datos del punto de venta con datos de envío.
  • Se incluyen los datos recogidos a través del programa TPV como parte de la planificación de inventario.
  • Se lleva a cabo una medición de las compensaciones que ha sido necesario practicar para ajustar las previsiones con la realidad de las operaciones para mejorar la flexibilidad de la cadena de suministro.

 

La elección del programa TPV

Para beneficiarse de todas las posibilidades que aporta a supply chain el disponer de una fuente de datos de este tipo y con la actualización, velocidad y precisión de la información que implica, tiene mucho que ver con realizar una correcta elección de programa TPV.

Factores como el tipo de sistema, sus características y coste deben ser tenidos en cuenta a la hora de escoger. Sin embargo, una buena elección debe hacerse asegurando que el software seleccionado cumple también con las condiciones de seguridad deseables. Para que la protección de la información sensible no se convierta en un problema, hay que tener presente que el programa TPV debe:

  • Ser compatible con el sistema de pago mediante tarjeta de crédito y cumple con las regulaciones requeridas para aceptarlas, en especial en lo concerniente a las condiciones de protección de datos de clientes.
  • Ser escalable y no presentar problemas de mantenimiento relacionados con la obsolescencia del programa TPV. Un sistema anticuado puede poner el propio negocio y al cliente si la información de la tarjeta entrase en riesgo debido a un fallo de seguridad. Por ello, es imprescindible tener la garantía de que podrá actualizarse cuando así sea requerido, ya sea por circunstancias internas del negocio o debido a requerimientos provenientes el exterior de la compañía (por ejemplo, nueva legislación aplicable).
  • Poder integrarse con la plataforma de intercambio de datos de la cadena de suministro, pero, a la vez, encontrarse aislado y funcionar como un canal completamente separado del resto de la tecnología de la organización. Un aspecto que resulta fundamental puesto que este tipo de sistemas de punto de venta son a menudo el eslabón débil, el punto más vulnerable de la cadena de suministro en cuestiones de seguridad de la información.

 

POST - TOFU - eCommerce