Proyectos innovadores: qué son, propósito y errores a evitar

Hay muchas razones por las cuales los proyectos innovadores fallan. Problemas de enfoque, de perspectiva, fallos en los procesos o inconvenientes asociados la implementación, son algunas de las causas más comunes de fracaso en esta clase de iniciativas.

¿Qué son los proyectos innovadores y cuál es su propósito?

Hace ya casi una década, The Wall Street Journal publicaba un artículo que lanzaba una mirada crítica acerca de la obsesión por la innovación que ha superado al sector empresarial. En él se decía que las empresas actuales, habitualmente atribuyen el término «innovación» o «innovador» a casi cualquier producto o servicio nuevo. Pero eso no significa que realmente estén innovando, sino que, muchas veces, simplemente se refieren a un cambio que puede ser importante, o no serlo. Como resultado, cuando se llama a cada cosa nueva una «innovación», termina por conseguirse que el término pierda todo significado objetivo.

TEXT - TOFU - Innovación CDS

Para Standford, el propósito central de un proyecto de innovación, por ejemplo, referido a un proceso es la conversión de la incertidumbre en conocimiento. Esta Universidad afirma que se trata de una cuestión de aprendizaje y centrarse en él crea una sensación de progreso en lugar de una sensación de fracaso, que es la que obtiene de buscar únicamente el éxito como producto de los proyectos innovadores.

Así, las organizaciones de más alto impacto deben gran parte de su éxito a su riqueza de conocimiento acumulado, conocimiento que a menudo ha surgido de los esfuerzos fallidos de innovación.

 

¿Por qué fallan los proyectos innovadores?

La incertidumbre de la innovación tiene múltiples dimensiones, y las organizaciones deben estar atentas para abordarla incertidumbre en todas sus formas. En los proyectos innovadores existen generalmente tres aspectos que a menudo implican un grado considerable de incertidumbre. Son los siguientes:

  1. Formulación del problema. Las organizaciones pueden enmarcar incorrectamente el problema que pretenden resolver. No obstante, identificar ese problema con precisión puede requerir varias iteraciones y ciclos de aprendizaje.
  2. Desarrollo de soluciones. Incluso cuando una organización tiene una comprensión adecuada de un problema, es posible que no pueda acceder y desplegar los recursos necesarios para crear una solución eficaz y sólida.
  3. Alineamiento con identidad. La innovación puede llevar a una organización en una dirección que no se ajusta a su cultura o su sentido de su propósito, su sentido de «quiénes somos». Eso puede plantear un problema a la innovación.

 

Además de la barrera que crea la incertidumbre, en los proyectos innovadores las cosas pueden salir mal también por otros motivos, como:

  • Nunca comenzar. En demasiados casos, las organizaciones no invierten seriamente en el trabajo de innovación. Esto se debe a muchas causas. Las personas en las organizaciones pueden no tener ni el tiempo ni el incentivo para desarrollar o comunicar nuevas ideas. O pueden descubrir que sus ideas caen en saco roto. O pueden tener una tendencia a discutir una idea sin cesar, hasta que el problema que lo originó haya sido reemplazado por otro problema urgente o hasta que se haya desvanecido la oportunidad.
  • Perseguir demasiadas malas ideas. Algunas empresas tienden a adoptar una amplia variedad de ideas para la innovación sin importar si esas ideas son sólidas. Esta tendencia a favorecer ideas costosas que pueden o no ofrecer beneficios reales lleva a malgastar los escasos recursos y crea frustración y cinismo dentro de la organización. También aumenta la incertidumbre de la innovación y la probabilidad de fracaso.
  • Parar demasiado temprano. En algunos casos, las organizaciones no pueden o no quieren dedicar recursos adecuados al desarrollo de ideas valiosas. Cuando los recursos son escasos y no están formalmente dedicados a los procesos de innovación, los gerentes de proyecto tendrán dificultades para desarrollar una idea y tal vez tengan que abandonarla prematuramente. Con demasiada frecuencia, terminan asumiendo la culpa del fracaso, y otros en su organización ignoran las circunstancias adversas que lo causaron. Los encargados de la toma de decisiones reasignan recursos a otros problemas urgentes o proyectos que parecen más importantes. Como resultado, incluso los esfuerzos de innovación prometedores se detienen.

Los proyectos innovadores, para funcionar deben tratar de minimizar la incertidumbre y controlar estos factores que aumentan la posibilidad de fallo. Hacerlo elimina las expectativas poco realistas sobre el potencial de la innovación y permite una mejor toma de decisiones. Partiendo de este punto se establece un entendimiento compartido de que la innovación no solo sucede, sino que hay que propiciarla de muchas formas distintas, con apoyo, constancia y un buen plan.

POST - TOFU - Innovación cadena de suministro

Créditos fotográficos: dusanpetkovic y gorodenkoff


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario