Recepción de mercancías: 3 formas de mejorar

La recepción de mercancías en tu almacén puede optimizarse. Hacerlo ahorrará costes y te ayudará a ganar en eficiencia. Para conseguir este objetivo, solo necesitas aplicar las tres recomendaciones que te proponemos en las siguientes líneas.

¿Listo para maximizar el aprovechamiento de tus recursos en el warehouse?

TEXT - TOFU - Gestión proyectos logísticos

3 estrategias que optimizan la recepción de mercancías

Una vez defines la estrategia adecuada, solo su implementación te separa de obtener resultados asombrosos. Ahorro de tiempo, de costes y procesos más eficientes son posibles si organizas la recepción de mercancías en tu almacén logístico de la siguiente forma:

 

 

  1. Establecer un sistema de notificación de envío avanzada. Esto puede parecer una obviedad, pero muchos centros de distribución aún no han implementado notificaciones de envío avanzadas transmitidas electrónicamente. Depender de un programa de envío y recepción regular puede resultar en ineficiencias en todo el centro de distribución. Se producen retrasos, se originan interrupciones y empiezan a aparecer desviaciones en el cronograma de la jornada. Los problemas resultantes comienzan con una dotación de personal inadecuada en el muelle de recepción y se propagan por todo el almacén. Sin embargo, al aprovechar las notificaciones de envío electrónicas avanzadas dentro de la orden de compra y las funciones de gestión de inventario, la necesidad de mano de obra se puede planificar con más precisión. Las actividades de cumplimiento de pedidos y transporte se pueden ajustar para garantizar que se cumplen los requisitos de tiempo de servicio adecuados, y los modos de transporte se optimizan para mantener bajos los costes.
  2. Programar envíos simultáneos. Para los almacenes que tienen múltiples configuraciones de muelle, existe la oportunidad de agilizar la descarga de mano de obra programando los envíos para que lleguen simultáneamente. Esto evita la gestión separada y los problemas en los muelles de carga. Al mismo tiempo, permite calcular la mano de obra y el tiempo necesarios para cargar y descargar los envíos. Trabajar con los proveedores para garantizar que las entregas se puedan programar con precisión y establecer métricas claras y una cultura de alto rendimiento contribuyen a una expectativa de puntualidad que se traduce en una mayor eficiencia general.
  3. Usar cross-docking. El proceso de cross-docking, si bien es sin duda una inversión significativa para una instalación, se amortiza con creces en el tiempo y los costes ahorrados en los centros de distribución más grandes. Con el cross-docking, los productos se pueden cargar de un contenedor de transporte a otro, sin pasar por alto el almacenamiento, al clasificar los productos en un área de preparación antes de volver a cargarlos directamente en el siguiente camión. Esta estrategia resulta muy efectiva en centros de distribución más grandes que están ubicados estratégicamente y pueden transferir envíos de una ruta de transporte a otra.

Además de aplicar estas estrategias para la recepción de mercancías, no conviene olvidarse de la importancia de llevar una adecuada gestión de la información en el almacén. Aprovechar la tecnología de recopilación automática de datos permite automatizar tareas y eliminar errores.

En vez de necesitar escribir todos los dígitos de un código largo a mano o incluso de teclearlo, la mayoría de los centros de almacenamiento y distribución ahora operan con códigos de barras RF y sistemas RFID que eliminan el error humano del proceso de seguimiento. Recuerda que cualquier paso que pueda automatizarse significa un paso menos para gestionar.

 

Créditos fotográficos: Acnakelsy y valtron84

POST - TOFU - Claves gestión proyecto logístico


Entradas relacionadas

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

Deja un comentario